Carta abierta al futuro Presidente

marzo 3rd, 2008 by genisroca

 

Ya somos muchos los que compartimos la inquietud por la desconexión existente entre nuestras elites y la actual sociedad red. La mayoría de los organismos públicos y privados relevantes para la definición del medio y largo plazo colectivo están presididos por personas atrapadas en una dinámica cortoplacista cuya gestión se basa en una agenda que no contempla demasiados de los temas que realmente nos preocupan. Fruto de esta inquietud el pasado 7 de enero nos reunimos en Madrid Enrique Dans, Juan Freire, Antoni Gutierrez-Rubí y Genís Roca, y decidimos escribir colectivamente esta carta abierta que hoy compartimos, dirigida a quien quiera que sea el próximo Presidente:

 

Carta abierta al futuro Presidente

Nos dirigimos a ti directamente. Queremos compartir contigo nuestras reflexiones y preocupaciones en un momento decisivo. Ahora, hoy, estamos mucho más cerca del año 2020 que de los grandes hitos de las Olimpiadas de Barcelona, la Expo de Sevilla o la Capitalidad Cultural de Madrid de aquel inolvidable 1992. Pero vemos que en muchas de las dinámicas de gestión y análisis de los asuntos públicos en España, seguimos anclados en modelos obsoletos de dirección y organización.

La inercia y el desconocimiento conforman un enorme factor de resistencia al cambio. Las decisiones que presidentes y consejeros delegados vais a tomar en el corto plazo nos pueden enviar al furgón de cola de la economía del conocimiento si no toman en consideración la profundidad de la revolución que significa la sociedad en red. La realidad reducida es sólo lo que se ve o se conoce, pero hay una realidad aumentada fruto de la conexión de los ciudadanos y ya no se puede gobernar ignorando el caudal de energía y progreso de lo emergente.

Los cambios en los que estamos inmersos son tan acelerados, e impregnan de tal manera nuestra vida, que convierten rápidamente en caducos lo que se pretende que sean planes de futuro. Hace 10 años no existía Google, hace 8 no había blogs, hace 7 no se enviaban sms, hace 4 no existían YouTube ni Facebook, y hace uno no sabíamos lo que era Twitter. ¿Te das cuenta? Si alguien cree que la sociedad de la información cabe en un Ministerio, o que tiene que ver sólo con las infraestructuras de telecomunicaciones, es que no ha comprendido todavía la naturaleza de los cambios.

No se trata de cuántos tenemos un ordenador, ni de si eres tú o alguien de tu equipo quien contesta los correos electrónicos. Se trata de cambios en los modelos jerárquicos, relacionales, organizativos y sociales. Es una revolución sin precedentes, esta vez digital, que está sucediendo aquí y ahora. Han cambiado los mecanismos de creación de conocimiento y de generación de riqueza y valor, y la red los está distribuyendo de manera universal. En tres años vamos a multiplicar por dos la información disponible en el mundo, y a ponerla además al alcance de todos.

Queremos hablar contigo, Presidente, porque la prospectiva que se hace -creemos- es errónea: el mundo ha cambiado, pero todavía no lo han hecho los modelos de gestión. Y hay cambios de fondo, cargas de profundidad que reinventan los conceptos de identidad, comunidad, organización, frontera, propiedad o participación. Los territorios ya son redes, y los ciudadanos nodos que se socializan en la red, y con sus conversaciones digitales han convertido los mercados en algo transparente y global. Hay un nuevo modelo social en ciernes, ya visible en la red, que nos va a impactar de manera real.

Cambia la manera de dirigir, cambia la manera de influir, cambia la manera de liderar. Es necesario aprender, Presidente. Y para ello, es necesario escuchar. Ya no sirve la política que cree que los problemas se resuelven por el mero hecho de asignarles un presupuesto. Innovación, creatividad, emprendeduría… son ejes que se resuelven mejor con una actitud que únicamente con un cheque, una rebaja o una imprescindible infraestructura.

La situación en España es que las instituciones públicas y las organizaciones privadas relevantes para la definición del medio y largo plazo de la comunidad están casi completamente al margen de la sociedad red, y no tienen en su agenda los temas verdaderamente relevantes para diseñar nuestro futuro. Y lo que es peor, sus dirigentes confunden su responsabilidad con la simple subcontratación de servicios.

No queremos hablar de tecnología o de Internet, queremos hablar de los nuevos liderazgos y talentos de la sociedad en red. Nos preocupa el modelo de gestión con el que vas a decidir nuestro futuro: de cómo te informas, cómo escuchas, cómo aprendes. Manejar estadísticas o participar en un debate, aunque sea en la red no es suficiente para tomar decisiones acertadas. Tus ciudadanos ven cada vez menos televisión, crean cada vez más contenidos, son cada vez más globales, están cada vez más conectados y se sienten cada vez menos circunscritos a un territorio. Escúchales. En la red, se puede.

Queremos debatir sobre la neutralidad de las infraestructuras más que de su titularidad. Queremos dialogar sobre el concepto que tienes de la propiedad intelectual, más que sobre un determinado canon. Y cuestionar cómo usas el software libre si en él vas a utilizar datos a los que no tendremos acceso.

Queremos discutir sobre las reglas de juego que están definiendo el futuro. De una manera directa y franca.


35 Responses to “Carta abierta al futuro Presidente”

Feed for this Entry Trackback Address
  1. 1

    Javier Velilla

    Confrontación política al margen, creo que es interesante la propuesta porque hace explícito un procedimiento democrático que puede ser muy conveniente en los próximos años.

    Si el manifiesto Cluetrain aseguraba aquello de que los mercados son conversaciones, está claro que el espacio público también debería responder a este postulado. Por eso coincido con la exportación: “Escúchales. En la red, se puede”.

  2. 2

    Enrique Castro

    Discrepo por varios motivos, como he indicado en el blog de Mercè (que gracias a ella he llegado al tuyo)

    La carta en si, por las formas, es una manera de perpetuar el espíritu de gurusfera. Creo que ese espíritu y sus formas han finalizado.

    Enrique Dans no tiene ningúna credibilidad, y más si acusa de mentirosos a actuales ministros sin pruebas, con acusaciones falsas y carentes de sentido. Con estos antecedentes es muy dificil ser creíble en la Red.

    Un saludo y gracias por permitirme comentar aquí.

  3. 3

    ruizdequerol

    Genís,

    Un buen intento, pero me temo que precipitado y creo que no del todo bien orientado.

    En primer lugar, creo que incluir algo como Twitter en lo que apunta a ser una propuesta de fondo la descalifica casi automáticamente. Quizá exagero, pero me parece difícil mezclar reflexión y estrategia con “cotorreo”.

    Por otra parte, me parece que tampoco es lo más apropiado poner el énfasis de entrada los cambios tecnológicos, para dar un triple mortal sin red a que el mercado es “transparente y global”. Porque o lo es. Si la crisis de los mercados de crédito demuestra algo, es que los mercados no son de verdad transparentes.

    Finalmente, creo que vuestra carta puede leerse como escrita por “rebeldes sin causa”, por los que alguna vez he denominado como “ilustrados-TIC”. Estar conectado, leer o escribir blogs y twittear compulsivamete no le convierten a uno automáticamente en un líder.

    Dicho ésto, aplaudo (de verdad) el intento, aunque crea que habrá que hacerlo mejor. Pensaré sobre ello y, si se me ocurre algo, escribiré sobre ello.

    Con respeto, se os saluda

    Ricard

  4. 4

    merce

    Calificar a twitter de “cotorreo” creo que significa no entender bien las posibilidades de la red. Es un todo, son las redes sociales, las redes de blogs, estamos todos conectados y twitter, al igual que cualquier otra herramienta es una puerta abierta a la interacción sin límites entre las personas.Es un cambio radical en la forma de comunicarnos, y aunque estamos demasiado inmersos en esta vorágine, podremos darnos cuenta de la revolución que estamos viviendo con la perspectiva del tiempo. No podemos perder el tren.

  5. 5

    genisroca

    Respeto mucho la opinión de Ricard Ruiz de Querol, alguien a quien sigo desde hace tiempo y que siempre se ha definido por una muy fina capacidad de análisis, siempre lúcido. No le estoy haciendo la pelota, es la verdad y si alguien lo duda basta con leerle.

    Entiendo el comentario que hace sobre Twitter, como tambien lo aceptaría si lo hiciera sobre Facebook por ejemplo. En general, si ahora revisara la carta evitaría citar marcas y preferiría referenciar conceptos (acceso a la información en movilidad, capacidad de búsqueda, redes sociales, inteligencia colectiva desarrollada en la red, etc).

    No comparto en cambio el comentario de Enrique Castro, ya que sinceramente la carta no se ha generado desde una voluntad de lobby o una actitud de gurú. Un grupo de personas coincide y decide compartir una opinión. No hemos pedido aclamación ni tan sólo apoyos. Es una opinión construida colectivamente (por cierto, algo poco habitual en estos tiempos de blogosfera individual, conectada pero inividual), y encima una opinión consensuada entre personas que partimos de distintas sensibilidades políticas, y por tanto exenta de sospechas partidistas.

    Ese ha sido el espíritu, y os agradezco de corazón la atención y la complicidad.

    Seguimos!.

  6. 6

    ruizdequerol

    (1) Gracias, Genís, por tu comentario.

    (2) Sin ánimo de entrar en una polémica circular. Creo que también podría decirse que asociar Twitter con una “puerta abierta a la interacción sin límites entre las personas” es, como mínimo, un peligroso abuso de lenguaje. Cosas de la sociedad líquida.

    Lo que no haré en ningún caso, porque me parece fuera de lugar aunque me tiente, es aventurar que esa asociación arranca de no entender bien lo que es una verdadera comunicación sin límites entre las personas. En cualquier caso, éste es mi último comentario sobre este punto. En este formato, como mínimo.

  7. 7

    merce

    No he pretendido en nigún momento ofender a nadie, aunque reconozco que tengo una forma muy directa de decir las cosas que puede parecer ofensiva, pero nada más lejos de mi intención. Twitter es una herramienta más de esta nueva forma de comunicarnos, una innovación más, propiciada por las nuevas tecnologías de esta nueva revolución.
    Saludos.

  8. 8

    Enrique Castro

    Genis:

    En primer lugar, gracias por responder. La actitud de favorecer la conversación, inclusive desde la discrepancia que puede resultar puntual, no es motivo para manifestarte que el simple hecho de responder a los comentarios, particularmente me agrada, y por ello quiero agradecertelo.

    Hablas de “…Es una opinión construida colectivamente (por cierto, algo poco habitual en estos tiempos de blogosfera individual, conectada pero inividual)…”

    No estoy de acuerdo, no toda la blogosfera es individual, y en ese sentido hablo con cierto conocimiento de causa, con una experiencia que data desde Septiembre del 2005, Red de Blogs Socialistas. Iniciativa que a pesar de la invisibilidad que determinadas individualidades le quieren conferir, está ahí, creciendo (somos 513 bitácoras agregadas), influyendo, mejorando tecnológicamente su presentación y forma de visualización. (Agregador automático basado en la combinación de un lector de feeds y una base de datos, visor de vídeo multiformato -Stream, vídeo flash, wmv, ogg-theora, You Tube etc…) Pero sin (como de forma reiterada y torticera se intenta hacer ver) ser una iniciativa personal, ni de promoción profesional, ni con ánimo de lucro. Sobre este particular solamente diré que quien efectúa dichas acusaciones, aplica la máxima de “creé el ladrón que todos son de su condición”.

    Pongo este ejemplo, y podría resultar endogámico por mi parte, pero no lo es. También existen múltiples comunidades de blogs, políticos de ámplio espectro, ciudadanos y profesionales. Todos estos nodos fomentan la visibilidad en nichos de comunicación personal, otorgándo visibilidad y por lo tanto calidad, que al fin y al cabo, creo que en eso consiste precisamente hoy la blogosfera.

    El problema a mi juício es cuando alguno de estos nodos, en su intencionalidad quieren convertirse en algo más que un nicho de comunicación, y pretenden ser un lobby. Me parecería bien (la blogocosa es libre) siempre y cuando dicha intencionalidad quedara patente y visualmente expresada. Pero eso lamentablemente no es así, tanto en las formas como en el fondo.

    ¿Qué sucede cuando un grupo de personas, que se considera influyente, en una inmensa playa que es la comunicación personal en la Red, se convierten en “portavoces” de la misma? Que excluyen al resto.

    Y eso lamentablemente es una práxis muy habitual.

    La horizontalidad de la Red, con este tipo de prácticas queda en una mera entelequia, es algo irreal, tiene múltiples seguidores, por que se juega con un sentimiento humano que se llama vanidad. Es normal que así sea, por la sencilla razón de que “tras un blog, tras una máquina, existe o hay una persona”.

    Pero entre los firmantes, hay quienes ejecutan la vanidad y el ego, frente a la horizontalidad de la Red.Es mi opinión.

    Establecer lobby’s, fomentar iniciativas de propuestas a “futuros presidentes del gobierno” me resulta tremendamente pretenciosas si las ponen en marcha 4 personas. Y más, cuando en el horizonte, algunas de las mismas, quieren ir más allá de una simple declaración de buenas voluntades.

    No cuestiono el contenido en su totalidad, me resulta en síntesis acertado, pero si el continente y sobretodo las formas.

    Nada más, espero que no haya resultado muy largo ni para tí ni para tus lectores.

    Un saludo

  9. 9

    genisroca

    Hola Enrique,

    Gracias por tu intervención. Creo que estamos más de acuerdo de lo que parece: nos gusta el diálogo, agradecemos poder expresarnos… y más cosas!. Por ejemplo, yo también estoy convencido de que en la red hay un montón de buenas iniciativas colectivas (como las que citas) y en mi comentario no pretendía negarlas. Otro ejemplo: yo también estoy en contra de los que quieren erigirse en portavoces de otros sin que nadie se lo haya pedido.

    Creo que quizá malinterpretas un poco la carta al suponerle tanta intencionalidad. Yo, tu, nosotros, somos muchos los que estamos interesados en el debate político ya que este incide de manera determinante en el desarrollo de nuestra sociedad. Eso también lo compartimos. Pero esta carta no pretende otra cosa que expresar en público una inquietud. En ningún caso pretende representar a nadie, ni es un llamamiento a la adhesión. Sólo tiene una característica: no la he escrito sólo, y es más, hemos hecho el esfuerzo de adaptación necesario para que la puedan firmar personas que claramente son de distintas tendencias.

    A partir de ahí, por las características de alguno de los firmantes el tema parece que toma visos personales: que si ego, que si afán de lobby, que si los firmantes se creen influyentes, que si esta o aquella intencionalidad… y eso ya son cosas que cada cual interpreta, pero que la carta no dice (ni pretende, de verdad).

    Sencillamente hemos expresado una opinión compartida, y en mi opinión muy mesurada ya que como tu mismo reconoces, el texto en sí es asumible.

    Seguimos !

  10. 10

    merce

    También yo, al igual que Enrique paso a comentar aquí. Creo que Genís tiene razón, Enrique, le confieres a la carta una intencionalidad que no tiene. Por lo menos, yo, al publicarla en mi blog sólo he pensado en el futuro de la Sociedad de la Información y en la necesidad de no perder el tren tecnológico. Tecnología y Sociedad deben caminar juntas, es una necesidad.

  11. 11

    Enrique Castro

    Vamos a ver…os lo voy a plantear en primera persona, como veo yo esto.

    Voy a los contenidos de la carta:

    “…La situación en España es que las instituciones públicas y las organizaciones privadas relevantes para la definición del medio y largo plazo de la comunidad están casi completamente al margen de la sociedad red, y no tienen en su agenda los temas verdaderamente relevantes para diseñar nuestro futuro…”

    La Sociedad Red como tal engloba la Sociedad de la Información ( la industria de la información audiovisual ), la Sociedad de la Comunicación ( las personas, algunas empresas, instituciones, asociaciones…) y la Sociedad del Conocimiento ( el entorno académico, además de los/as profesionales ) Todas ellas son la sociedad red.

    Esta Sociedad Red es distribuída, no forma parte de un Ranking de influencia, ningún algorítmo matemático puede medir el grado de influencia real de la Sociedad Red. La visibilidad de la misma, se podría (así lo considero yo) un factor determinante de influencia real en la Sociedad real. Y el problema, es que la Sociedad Red, como tal, como ideal, no tiene la suficiente visibilidad que anhela.

    ¿Por qué? Mira, yo he participado y asistido a diferentes encuentros (saraos utilizando el lenguaje políticamente incorrecto) en los cuales el denominador común de casi todos es: “cada uno/a a la suya”. No me prodígo en este tipo de encuentros (salvo en raras excepciones) pero siempre, siempre existen este tipo de comportamientos con carácter general.

    Otro tipo de actitud en la Sociedad Red… criticar un determinado formato realizado en Ajax, xhtml o css… bueno lo admito, forma parte de la vida cotidiana de las cosas. ¿Pero qué sucede cuando la crítica proviene de algunos/as que no han programado en su vída ni una sola línea de código?

    Perplejidad…mucha perplejidad.

    Lo que planteáis en la carta me parece acertado, pero yo pregunto ¿Está verdaderamente la Sociedad Red preparada intelectualmente para jugar un papel relevante en la Sociedad civil? Con las actitudes hoy, no.

    Gurusísmo: “experto en Redes Sociales” ¿donde se imparte dicha titulación? ¿Dar conferencias o coloquios (que por cierto, siempre son las mismas personas) ? ¿ Han aplicado, concretado, plasmado en alguna parte, en formato código, xhtml, css, ajax o base de datos esas ideas o formulaciones?

    No. La cuestión es salir en la Sociedad de la Información, en la Industria de la Información. En el monopolio. Así, el paradigma (que en el fondo todos/as perseguimos) no se rompe.

    Concluyo con otro extracto de la carta:

    “…Queremos debatir sobre la neutralidad de las infraestructuras más que de su titularidad. Queremos dialogar sobre el concepto que tienes de la propiedad intelectual, más que sobre un determinado canon. Y cuestionar cómo usas el software libre si en él vas a utilizar datos a los que no tendremos acceso…”

    Muy acertado, sin ningún tipo de género de dudas. Pero, ¿creéis que con la actitud que estamos todos/as desempeñando desde la Sociedad Red lograremos estos y más objetivos?

    Yo creo que no.

    Quiero aclarar una última cuestión; uno de los firmantes de esta carta me indicó en el pasado, tras una conversación que (más o menos transcribo) “lo tuyo es un pique personal”. Nada más lejos de ello. Es una cuestión profundamente de convicciones personales, de trabajo, de análisis y desgraciadamente también ( y no me cuesta nada, absolutamente nada reconocerlo ) de cierto sufrimiento y desgastes personales y profesionales.

    El reconocimiento de la Sociedad Red, empieza y termina CONSTRUYENDO la misma. Si cada uno/a de nosotros/as vamos a la nuestra, no colaboramos, no compartimos, no nos ayudamos, aunque sea de forma profesional o voluntaria, la Sociedad Red tal y como la estáis planteando, lamentablemente será una entelequia.

    Gracias Genis y lectores por el “tocho”.

  12. 12

    Enrique Castro

    perdon…quería decir al final “por soportar el tocho”.

    glups.

  13. 13

    genisroca

    Ok. Entendido.
    E insisto, estamos bastante cerca, bastante de acuerdo. Aunque en mi opinión la Sociedad Red no es una suma de industrias, empresas y players, sino algo que está alterando estructuras sociales muy profundas, y que altera por tanto principios como identidad, pertenencia, participación, autoridad, propiedad, comunidad y un largo etcétera. Y eso tiene raices socioceconómicas como la libre circulación de ideas y personas, el avance de los modelos democráticos, la globalización de los mercados, el paso de economias y modelos de vida rurales a urbanos, acceso masivo a la educación (al menos en el primer mundo), popularización del acceso a las TIC, y otra vez un largo etcétera. Es decir, razones socioeconómicas que comportan cambios socioeconómicos (y culturales). De eso hablamos cuando decimos Sociedad Red. Y de nuevo, seguro que estamos de acuerdo.

    Y cuando dices “experto en Redes Sociales” me he perdido y no se a quien te refieres. En cualquier caso, comentas que ese es un título no oficial y que debería acreditarse al menos con experiencia. Estoy de acuerdo. Si lo decías por mi creo que la puedo acreditar, pero no me parece que fuera esa tu intención, y en cualquier caso no es el lugar. :-D

    Y finalmente, otra cosa en la que estamos de acuerdo: esta oportunidad de avanzar que tenemos sólo la pueden atacar los 1.5 (en algún post anterior hablé de esto). Ni los gurús de la 2.0 ni los anclados en lo 1.0. Necesitamos muchos 1.5, y de verdad que en ese intento ando metido.

    Saludos,

  14. 14

    Enrique Castro

    No Genis…entiéndeme, no estoy personalizando a nadie, no he puesto nombres precisamente para que el debate no vaya por ahí, ni te acuso directamente a tí de lo que expreso. Y vuelvo a agradecerte de corazón que se pueda debatir tan a gusto como lo estoy haciendo ahora. ( La expresión, “cuando los dedos bailan en un teclado negro”, me encanta y la estoy viviendo en estos momentos)

    Pero en cualquier caso, lo que veo es que la Sociedad de la Información tiene “la sartén por el mango”, dota de visibilidad a “quien le peta”, y siempre o casi siempre son los/as mismos/as.

    Y no me siento representado. ¡Así de simple! Por la sencilla razón de que la Sociedad Red no actúa al unísono ni tiene el reconocimiento oficial ( que en el fondo es lo que persigue la carta) necesario.

    Esta iniciativa, en forma de carta tendría que haberse realizado de otra forma. Ya está bien de que siempre los mismos de siempre, siempre se otorgen el papel de portavocía de la Sociedad en Red.

    Es que estoy harto. ¡Nada más!

    Es lo mismo que cuando una Asociación (no quiero personalizar de nuevo) se atribuye representatividad ante la administración y negocia cosas con opacidad, con criterios democráticamente oscuros, sin transparencia en nombre de la Sociedad Red… y en un plano inverso, lo mismo que cuando denunciamos a otras que actuan de forma idéntica y con intereses opuestamente contrarios a la Sociedad Red en temas como Canon Digital, Derechos de Autor, etc…

    ¡ Es que es lo mismo !

    Si la Sociedad Red es horizontal, colaborativa, interactiva, etc… ¿Por qué esta Carta, en su elaboración y publicación no lo ha sido?

  15. 15

    genisroca

    Hombre, pues la carta no se ha hecho como dices precisamente porque era una carta, y no un manifiesto. Y porque como dices, no somos nadie para pretender liderar un movimiento en la blogosfera ni hacia esta ni hacia ninguna dirección. Ni somos abanderados de ningún movimiento. Ni nada de todo eso.

    Es una reflexión compartida. Y no hay que darle más vueltas.

    De verdad.
    Cordialmente, y también de verdad.

  16. 16

    Enrique Castro

    Bien.

    Gracias Genis por tu paciencia conmigo, de corazón.

    Me voy a Madrid a retransmitir un evento.

    Un saludo.

  17. 17

    Alorza

    Excelente iniciativa y muy bien formulada. Me adhiero.

  18. 18

    Alorza

    Me parece perfecta la iniciativa de estos cuatro. Yo también siento “inquietud por la desconexión existente entre nuestras élites y la actual sociedad red”. Y, precisamente porque se sienten sociedad red, Juan, Genís, Enrique y Antoni se dirigen al futuro Presidente en primera persona, como individuos, como representantes del microsector de ellos mismos. Es algo que posibilita la red.

    En cuanto al texto, además de encontrarlo brillante, no le veo sentido a hacer hermenéutica de un post: no es cosa de mirar con lupa el texto. La mejor manera de matizarlo es escribiendo cada uno su carta. Aunque, como dice Iñaki, algunos llevamos años escribiéndola día a día (como Elvis Costello “every day I write the book”).

    En resumen, no hay sustancia para la polémica.

    Formularé un deseo: que el próximo presidente sea Zapatero, y que cambie sus siglas de campaña por estas: PZP (la síntesis entre P2P y ZP)

  19. 19

    César Calderón

    Felicidades por la iniciativa, me parece un acierto. La suscribo plenamente.

  20. 20

    Miguel Cereceda

    MODERNIDAD Y POLITICA PRESIDENCIAL

    Conocí a Genis en Dominicana hace pocos meses, y él me abrió un mundo que sospechaba pero que desconocía, lo menos que puedo hacer para demostrarle mi admiración por su sencillez y sabiduría es reflexionar sobre la carta que hizo él con otros colegas al Presidente, pues ese sujeto institucional es de mi mayor interés. Desde ya les pido licencia para colocar estas líneas desde la perspectiva latinoamericana y por lo tanto ignorante de las circunstancias culturales y políticas de su país. Ahí va.

    MODERNIDAD Y POLITICA

    1. Los modelos de gestión y de organización en el ámbito público y privado se creen que son los mismos y la verdad es que son cosas muy distintas. El bien común es algo que los Estados persiguen y esa premisa no está presente en la empresa. Los estatutos empresariales son distintos a los estatutos estaduales, los primeros se rigen por normas comerciales y superviven batallando diariamente en un mercado global cada vez más complejo (en donde lo que vale hoy en día es la imaginación como dice “funky bussness” pero discrepando algo de ellos, la imaginación no tendrá cabida en un mundo que no sea material, y por tanto el comercio de bienes la materialidad que eso encierra sigue teniendo la mayor importancia). Las normas para el Estado-nación están en las constituciones de los países, quieren cambiarlas?, pues bueno para ello hay procedimientos contenidos en la misma estructura constitucional. Esto no obsta sin embargo para cuestionar con fiereza inclusive la organización y los modelos de gestión del Estado, lo único que quiero evidenciar es que los modelos no son los mismos porque sus finalidades no lo son.

    2. Los ciudadanos siempre estuvieron ahí, hoy en día están más conectados, eso es cierto, y en ese sentido es posible que el caudal de energía emergente (como se menciona en el texto) no se visualice con la debida atención Pero aquí en AL hay un problema adicional, las democracias por lo menos en América Latina se han ido consolidando en los últimos 10 años de espaldas a los ciudadanos. Esta realidad ha sido reportada en el informe de la democracia que hizo NNUU en el año 2004 (www.pnud.org.br/pdf/TextoProdal.pdf)), reclamando en ese mismo reporte una nueva estatalidad y un fortalecimiento de una democracia de ciudadanos y no sólo electoral (curiosamente esta carta nace en función de lo segundo y no de lo primero). Pero esta declaración es más fácil decirla que hacerla, pues acá no se reciente sólo la falta de voluntad política, puede incluso que esta exista, sino la ausencia de agendas de cambios radicales en los métodos y no sólo en los instrumentos (como la web2) de la formulación, programación y gestión de las políticas públicas, y por supuesto en los recursos humanos públicos que están inmerso en una estructura de funcionamiento viciada y en donde los ciudadanos no entran sino a través de miles de páginas web de instituciones públicas llenas de la misma retórica auto-alabadora y prosaica de su funcionamiento.

    3. Es verdad que los programas estratégicos gubernamentales se hacen caducos en el corto plazo, es por ello que hay quienes propician por este lado del mundo no sólo una planificación estratégica de un plan de gobierno, sino una programación y gestión estratégica en donde haya cabida para su reprogramación debido al tratamiento de la conflictividad que los mismos programas de manera inevitable provocan, sobre todo en sociedades como las nuestras en donde el bienestar social aún está lejos. Por ello no creo que solo se deba modernizar el Estado usando las tecnologías de agrupación y colaboración que ahora se disponen, como menciona la carta, sino también dotarlo de fortalezas para tratar dichas conflictividades en democracia en otras palabras para modernizar sus técnicas de gestión de la gobernabilidad democrática. En eso estamos varios grupos en América Latina.

    4. De acuerdo en que ahora la limitante no es la información, pero aún sigue siéndolo los métodos de tratamiento de la misma y de ello aun nadie habla con fuerzas. En ese sentido hay que empezar hablar de modelos de gestión gubernamental desde toda la integridad que ello significa, pero en lo concreto, sino la discusión se vuelve nuevamente abstracta y ese terreno es el de mayor experiencia para nuestros políticos que por doquier tenemos, en América Latina y sospecho que en otras latitudes también.

    5. Cuando hablamos de módelo de gestión (gestión: acción ordenadora de acciones) que pongan modernidad a la manera de dirigir, estamos hablando de que la política gubernamental que se más abierta y colaborativa y que provoque los cambio estructurales que nuestras sociedades esperan. Estamos hablando de cómo se hacen las leyes, de cómo se prioriza el presupuesto, de cómo se compran los bienes y servicios, de cómo se gestionan y siguen los programas de acción gubernamental, de cómo se analizan las percepciones ciudadanas y de cómo se aprende de ellas, de cómo se comunica lo que se está haciendo, de cómo se da transparencia documental a los procedimientos que garantizan al ciudadano probidad, de cómo se relacionan operacionalmente los poderes del Estado, etc. Estamos hablando de cosas concretas, y es sobre ellas que hay que encontrar cabida a los nuevos métodos e instrumentos. Es sobre ellas que es necesario abrir un debate ordenado por las prioridades de desarrollo sustentable que me imagino es lo que todos deseamos.

    6. Una última reflexión., El reto a este tema es como reparar un avión en pleno vuelo, y eso requiere una aproximación real a estos temas, y como alguien ya ha comentado, es necesario desroparse el traje de “guru” (eso me gusto), para adentrarse en este mundo complejo de la política pública desde una perspectiva ciudadana responsable.
    Finalmente aplaudo una iniciativa de esta naturaleza y ojala la tuviéramos más por este lado del mundo también.

    Un saludo a todos ustedes

  1. 1

    Carta abierta al futuro Presidente | Impresiones, el Blog de Javier Velilla

    […] de ver en el blog de Genís Roca una interesante carta que firman conjuntamente el propio Genís junto a Enrique Dans, Juan Freire y Antoni […]

  2. 2

    Carta abierta al futuro presidente « opiniones

    […] Marzo, 2008 · No Comments Encuentro en el blog de Genís Roca una carta dirigida al futuro presidente. La ha escrito junto a Enrique Dans, Juan Freire y Antoni […]

  3. 3

    Internet, networks, SMEs and tourism » La “larga cola” de la política…¿o de las ideas y el talento?

    […] post con la “Carta abierta al futuro Presidente” que de manera colaborativa han escrito Genís Roca, Juan Freire, Antoni Gutiérrez-Rubí y Enrique Dans y me parece una muy interesante ilustración […]

  4. 4

    Blog Clippings » eCuaderno

    […] para el que le toque: Carta abierta al futuro Presidente escrita por Enrique Dans, Juan Freire, Antoni Gutierrez-Rubí y Genís Roca.  Imprimir este […]

  5. 5

    Las tecnologías (por sí solas) no crean sociedad « ruizdequerol

    […] Primera entrega de una serie catalizada por la necesidad de plantear alternativas a la “carta abierta al futuro Presidente” publicada hace pocos días en algunos blogs. Con el objetivo de presentar reflexiones y […]

  6. 6

    ¿Es el proyecto el ingrediente más escaso? « ruizdequerol

    […] por ejemplo, a la carta abierta que suscita este serie de ‘posts’, contiene una afirmación que podríamos compartir: […]

  7. 7

    El voto útil

    […] Creo que el sistema necesita un cambio profundo. No puede ser que puedas autorizar pagar los impuestos desde el móvil o la TDT y sólo te pidan tu voto cada cuatro años. La sociedad de la información y del conocimiento permite un grado de democratización de las instituciones mucho más alto del actual. En este sentido suscribo plenamente la petición que se hace desde la Carta abierta al futuro Presidente. […]

  8. 8

    Los temas verdaderamente relevantes para nuestro futuro « ruizdequerol

    […] nuestro futuro Una entrega más (ver ‘post’ anteriores) de reflexión sobre la “carta abierta al futuro Presidente” publicada hace pocos días en algunos blogs. Creo que muchos estaríamos de acuerdo con sus […]

  9. 9

    Aún falta transparencia « ruizdequerol

    […] falta transparencia Una nota breve sobre un tema ya tratado en este espacio: La “carta abierta al futuro Presidente” publicada hace pocos días por un grupo de “ilustrados-TIC” en sus respectivos […]

  10. 10

    No siempre la red es transparente « ruizdequerol

    […] si no con escepticismo, a los ilustrados-TIC que, con este fenómeno en marcha, son capaces de escribir que: “Los territorios ya son redes, y los ciudadanos nodos que se socializan en la red, y con […]

  11. 11

    La “larga cola” de la política…¿o de las ideas y el talento? : Tips from the T-List

    […] post con la “Carta abierta al futuro Presidente” que de manera colaborativa han escrito Genís Roca, Juan Freire, Antoni Gutiérrez-Rubí y Enrique Dans y que me parece una muy interesante […]

  12. 12

    La “larga cola” de la política…¿o de las ideas y el talento? : Tips from the T-List

    […] post con la “Carta abierta al futuro Presidente” que de manera colaborativa han escrito Genís Roca, Juan Freire, Antoni Gutiérrez-Rubí y Enrique Dans y que me parece una muy interesante […]

  13. 13

    InterLink Headline News 2.0 — Interlink Headline News Nº 4926 del Sábado 26 de Julio de 2008

    […] La Carta Abierta que Enrique Dans, Antoni Gutierrez-Rubí, Genis Roca y Juan Freire y le enviaron a su futuro (en ese momento indecido) presidente en marzo del 2008 y el dialogo que la misma geneero , son mas parecidos a lo que nos gustaria ver discutido aca. […]

  14. 14

    Sociedad Red: cambios sociales, organizaciones y ciudadanos » “Sociedad Red: cambios sociales, organizaciones y ciudadanos”. Una introducción

    […] abierta al futuro Presidente” que publicamos en Febrero de 2008 cuatro de los organizadores, Genís Roca, Enrique Dans, Antoni Gutiérrez-Rubí y yo mismo. La carta era el resultado de la preocupación […]

  15. 15

    Carta 2.0 para el President | TcLab_Public

    […] misiva, inspirada en la que hace ahora algo más de dos años suscribiera otro grupo de conocidos blogueros españoles, venía a pedirle al Ejecutivo catalán una apuesta decidida por las iniciativas 2.0 de […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *