Tag Archive for 'web-20'

Tiempos líquidos

enero 3rd, 2008 by genisroca

Zygmunt BaumanZygmunt Bauman (Polonia, 1925) es el autor que me reconcilió con la sociología, y considero indispensable su “Tiempos líquidos. Vivir en una época de incertidumbre” que se ha publicado en castellano este noviembre de 2007 (la edición en inglés es de octubre del 2006).

Siempre me ha sorprendido el fino análisis de Bauman, su capacidad de observación y de hacerse preguntas sobre el porqué y el cómo de las cosas, lejos de las colecciones de datos y de estadística descriptiva (nunca inferencial) a la que me había acostumbrado Manuel Castells. Bauman es terriblemente actual, creativo y lúcido, y creo que es el autor indispensable para entender los tiempos de cambio y de red en los que andamos metidos.

Soy un convencido de que lo que sucede en Internet, la Web 2.0, es uno de los síntomas que confirma que hay un cambio estructural imparable. La sociedad red, el individualismo, la globalización, son factores que afectan y alteran leyes, valores, mercados y conceptos como poder o identidad. Ya nada será igual. Pero también soy de los que sospechan que esto de la Web 2.0 es demasiado egocéntrico, cortoplacista e inconstante como para ser el modelo que ha de configurar el nuevo paradigma. No estoy en la linea de Andrew Keen, que critica lo 2.0 por amateur, pero con argumentos oportunistas y demasiado simples. Ni en la de Nicholas Carr, que acusa a la web 2.0 de amoral, con más fundamento pero también sin llegar a convencerme. Creo en los valores subyacentes en lo que denominamos 2.0, pero a la vez creo que hay problemas estructurales que no sabía describir hasta que he leído a Bauman.

  • La “sociedad” se ve y se trata como una “red”, en vez de como una “estructura”: se percibe y se trata como una matriz de conexiones y desconexiones aleatorias y de un número esencialmente infinito de permutaciones posibles. Los vínculos humanos son cada vez más frágiles y se aceptan como provisionales. La exposición de los individuos a los caprichos del mercado laboral y de bienes premia las actitudes competitivas, al tiempo que degrada la colaboración y el trabajo en equipo al rango de estratagemas temporales que deben abandonarse o eliminarse una vez que se hayan agotado sus beneficios.
  • El colapso del pensamiento, de la planificación y de la acción a largo plazo, junto con la desaparición o el debilitamiento de aquellas estructuras sociales que deberían pensar en esos términos. La historia política y las vidas individuales se reducen a una serie de proyectos de corto alcance y de episodios que no se combinan de manera compatible con conceptos como “desarrollo” o “maduración”. Una vida tan fragmentada estimula orientaciones “laterales” antes que “verticales”. Los éxitos pretéritos no suponen mayor probabilidad de futuras victorias, y mucho menos las garantizan. Para el éxito futuro lo más importante puede ser “olvidar”.
  • Ahora la responsabilidad recae en los individuos, de quienes se espera que sean “electores libres” y que soporten las consecuencias de sus elecciones, pese a que los riesgos implícitos en cada elección pueden ser causados por fuerzas que trascienden la comprensión y la capacidad individual para actuar. Ahora la virtud más útil no es la “conformidad” a las normas, sino la “flexibilidad”: la presteza para cambiar de tácticas y estilos en un santiamén, para abandonar compromisos y lealtades sin arrepentimiento, y para ir en pos de las oportunidades según la disponibilidad del momento, en vez de seguir las propias preferencias consolidadas.
  • Estamos en pleno proceso de separación, de divorcio, entre el poder y la política. Y esta pareja ha sido la que ha sustentado hasta ahora el Estado moderno.

Creo que todos estos conceptos describen en parte lo que está sucediendo en el contexto social actual, y por tanto, describen también lo que está pasando en esta internet social, en esta Web 2.0. Por eso me gusta lo 2.0, porque creo que es un reflejo de la nueva sociedad, de la sociedad red. Y describir los problemas de la 2.0 es identificar los problemas de la nueva sociedad, de la que queremos construir. Y estoy de acuerdo con Bauman en que la sociedad que se está configurando, y por tanto la Web 2.0, se caracteriza por un cortoplacismo y una falta de compromiso y estructuración. Y eso es un talón de Aquiles.

Y además, hay que tener en cuenta (y mucho) a los 1.0, que son la mayoría. Tienen miedo, como también lo tenemos muchos de los 1.5 y 2.0.

“Hasta ahora el ‘progreso’ era una promesa de felicidad universal y duradera, la manifestación extrema del optimismo radical. Pero ahora, el ‘progreso’ representa la amenaza de un cambio implacable e inexorable, que lejos de augurar paz y descanso, presagia una crisis y una tensión contínuas que imposibilitarán el menor momento de respiro. El progreso se ha convertido en algo así como un persistente juego de las sillas en el que un segundo de distracción puede comportar una derrota inapelable. En lugar de grandes expectativas y dulces sueños, el ‘progreso’ evoca un insomnio lleno de pesadillas en las que uno sueña que ‘se queda rezagado’, pierde el tren o se cae por la ventanilla de un vehículo que va a toda velocidad y que no deja de acelerar.”

Me impresiona lo actual, moderno y vigente del discurso de Bauman.

“Al menos en la parte ‘desarrollada’ del planeta se han dado, o están dándose ahora, una serie de novedades no carentes de consecuencias y estrechamente interrelacionadas, que crean un escenario nuevo y sin precedentes para las elecciones individuales, y que presentan una serie de retos antes nunca vistos.”

La ciencia nos ha facilitado los dispositivos que han hecho posible una nueva sociedad. Ahora es necesario el pensamiento, la filosofía, para aprender a vivir en ella y a relacionarnos. A ser sociales, a ser humanos.

¿Aún no tienes un libro 2.0?

noviembre 19th, 2007 by genisroca

Estamos asistiendo a una lluvia de publicaciones dedicadas al fenómeno 2.0. Están confluyendo al menos tres factores: por un lado las editoriales que detectan un tema candente no tratado en su fondo editorial; por el otro institutos, fundaciones y organismos de todo tipo que ven aquí un eje lo suficientemente social e innovador como para lanzar una publicación que de sentido a su tarea; y finalmente, aquellos autores dispuestos a demostrar que en este nuevo contexto uno puede autopublicarse sin necesidad de la industria.

El resultado es una retahila de títulos, todos interesantes y útiles, aunque sigo echando en falta uno para desconectados. En mi modesta opinión, cualquier libro titulado “2.0” es críptico para los no iniciados y será leido sólo por aquellos a los que ya les suena el concepto. Pero la gran mayoría que no lo sabe seguirá sin enterarse.

 

Web20..Web 2.0
..Antonio Fumero y Genís Roca
..
..Fundación Orange
..136 páginas, PDF (1,14 Mb)

 

 

El usuario el rey ..Web 2.0 – El usuario, el nuevo rey de Internet
..Ismael Nafría
..
..Gestión 2000
..371 páginas, 18 euros + IVA

 

 

El negocio de las redes sociales ..Web 2.0 – El negocio de las redes sociales
..Varios Autores
..
..Future Trends Forum (Fund. de la Innovación Bankinter)
..80 páginas, PDF (939 Kb)

 

 

Planeta Web 2.0 ..Planeta Web 2.0
..Cristobal Cobo y Hugo Pardo
..
..Universitat de VIC & Flacso México
..
162 paginas, PDF (1,06 Mb)

 

 

Comunicacion Empresarial ..Comunicación empresarial 2.0
..Javier Celaya y Pau Herrera
..
..Grupo BPMO
..206 páginas

 

 

Manual de uso ..Web 2.0 – Manual (no oficial) de uso
..Varios Autores
..
..Editorial ESIC
..
326 paginas, 15,38 euros + IVA

 

 

 

 

Taller de introducción a la Web 2.0

septiembre 8th, 2007 by genisroca

Taller 2.0 Genís RocaEn alguna ocasión he comentado en este blog que doy talleres y sesiones sobre los cambios sociales que se están produciendo y su relación con lo que está pasando en Internet (la llamada Web 2.0). Explicamos la nueva lógica que hay en la creación y distribución de la información, y vemos los usos y aplicaciones que todo esto puede tener tanto a nivel personal como profesional.

Realizo estas sesiones dentro del programa ByExample de Infonomia: talleres muy aplicados y basados en ejemplos antes que en grandes teorías, y hemos realizado ya más de 50 sesiones por toda España pero casi siempre a puerta cerrada ya que son talleres contratados por empresas para sus empleados.

El pròximo 19 de septiembre en Infonomia hemos programado una edición en abierto de este taller. Será en el Hotel U232 de Barcelona, de 9h30 a 14h. Si alguien está interesado encontrará toda la información en este enlace.

El programa será el siguiente:

1. Algo está cambiando
a. Cambios sociales
b. Cambios tecnológicos
c. Llegan los nativos digitales
d. Señales de identidad digitales

2. La explosión de la blogosfera
a. Datos cuantitativos de la blogosfera
b. Estructura de un blog
c. Terminología básica
d. Tipos de blogs
e. Nuevas maneras de crear opinión e influir

3. ¿Cómo gestionar tanta información?
a. Qué es el RSS
b. Cómo usar Google Reader

4. ¿Para que sirve si sólo lo tengo yo?
a. Compartiendo enlaces (del.icio.us)
b. Compartiendo fotos (flickr)
c. Compartiendo videos (youtube)
d. Compartiendo presentaciones (slideshare)
e. Compartiendo música (last.fm)
f. Compartiendo contactos (linkedin)
g. Compartiendo conocimiento (wikipedia)
h. Compartiendo viajes (dopplr)
i. Compartiendo ficheros (box.net)
j. Compartiendo dinero (zoppa)
k. Compartiendo juego
l. Compartiéndolo todo (facebook)
m. Web 2.0, la web de la gente

5. Y nosotros, ¿qué podemos hacer?. Consejos prácticos para empezar
a. Cómo gestionar múltiples fuentes de información (Google Reader)
b. Cómo almacenar y recuperar información (del.icio.us)
c. Cómo se busca en esta nueva Internet (Google BlogSearch)

6. El Cluetrain Manifesto

¿Qué es la Web 2.0?

septiembre 4th, 2007 by genisroca

“Web 2.0 = web app + 2 founders + 0 revenue”

Don Dodge

Etiquetas:

Nicholas Carr y la amoralidad de la 2.0

septiembre 3rd, 2007 by genisroca

Nicholas CarrHace años que sigo con atención a Francis Pisani, que desde enero ha dejado de atender su blog en español pero que sigue en la brecha en su blog en francés hospedado en Le Monde. Y como siempre, Pisani vuelve cuando la mayoría estamos considerando la posibilidad de empezar a ir. Este agosto dediqué una entrada a Andrew Keen y su The cult of the amateur tan crítico con todo lo 2.0 y al que Pisani también dedicó tres post (1, 2 y 3) hasta demostrar que se trata de poco más que un moralista republicano. Pues bien, Pisani localiza a Nicholas Carr (el de la foto) como el más serio de los críticos, y dice que lo es ya desde el 2005. Yo conocía a Nicholas Carr por su trabajo de 2004, Does IT Matter?, en el que entendió (y explicó) que las TIC ya no eran ventaja competitiva sino una necesidad como la electricidad o el agua (tenerlas no te hace mejor, pero carecer de ellas te expulsa del mercado). Pero desconocía que Carr se hubiera posicionado con respecto a la 2.0.

En un post de este agosto Pisani recupera un ensayo de 2005, The amorality of Web 2.0, en el que Carr denuncia los tics casi religiosos de los promotores de la Web 2.0, según él unos nostálgicos de los sesenta que aún no han comprendido “que la red concierne más a los negocios que a la conciencia, y es más un centro comercial que una comuna“, y los acusa de amorales, es decir, carentes de moral. Dice que impregnan la web de una necesidad personal de trascendencia que impide ver la red de manera objetiva, una fuerza moral en lugar de una simple connexión inanimada de máquinas y programas. Carr ya habla del concepto de veneración al amateur que ahora está recuperando Andrew Keen, e incluso va más allá y acusa a los seguidores de la 2.0 de dejarse influenciar por los hippies y los marxistas. Pese a estos excesos, Pisani recomienda prestar atención a alguna de las críticas de Carr: la estructura de los canales 2.0 puede propagar tanto cosas buenas como malas;hay que desconfiar de algunos mashups que se basan en datos de terceros que no han sido comprobados; y la crítica que a mi más me ha gustado: facilitar medios de producción a las masas y negarle la propiedad del resultado de su trabajo puede posibilitar que una minoría concentre el valor económico de todo ese esfuerzo distribuido y no retribuido.

Como dice Pisani, hay que ecuchar estas críticas, ya que en algunos de sus argumentos puede que estén verbalizando lo que no queremos oir, quizá llevados por la pasión.

Andrew Keen, en contra de la 2.0

agosto 17th, 2007 by genisroca

Andrew KeenHoy La Vanguardia se hace eco de un ensayo de Andrew Keen recientemente publicado, The cult of the amateur. Según Keen (que curiosamente tiene blog) lo que está pasando en la Red alrededor del movimiento 2.0 no es nada bueno, y él mismo se está postulando como uno de sus principales detractores.

En Barrapunto hacen un buen resumen de sus afirmaciones:

 

1- La Red actual convierte la cultura en cosa de aficionados y la destruye.
2- El criterio de los académicos, críticos o periodistas queda relegado.
3- Disminuye la calidad del conocimiento y de la información.
4- Los blogs tienen una gran carga de narcisismo digital.
5- Gran parte de la información es falsa y corrupta.
6- Es imposible distinguir la información de la desinformación y la publicidad.
7- El 90% de nuevos blogs son en verdad
splogs (Spam + blog).
8- Los comentarios de un producto pueden venir del fabricante o de un competidor.
9- Las empresas cuelgan vídeos en YouTube y no advierten de que son publicidad.
10- Wikipedia es utilizada por las multinacionales para distribuir propaganda.

 

No me importa el literal de las frases, que considero muy genéricas y perfectamente aplicables no sólo a la actual Internet sino también a la TV, la prensa, el cine y a cualquiera de los actuales medios de distribución de contenidos. Pero estoy en profundo desacuerdo con el espíritu de las mismas. Hay dos conceptos de base que han cambiado (no en Internet, sino en la sociedad) y que Keen parece haber pasado por alto:

 

El control de la calidad ya no está en el orígen, sino en el destino.
Hasta ahora el público sólo podía acceder a contenidos previamente editados, y la soberanía de la audiencia se basaba en la libertad de elegir quién haría la selección de contenidos que consumiríamos (el periódico que elige las noticias, la distribuidora que elige las películas, la discográfica que elige los artistas, el editor que elige las novelas). La facultad de editar es inherente con la de controlar un medio de distribución de contenidos (un periódico, una cadena de televisión, una imprenta, una discográfica). Esta capacidad de controlar los contenidos se imbuye a menudo de una áurea de servicio público. Esa responsabilidad social es el pretexto para que sean sólo unos pocos los que pueden cargar con la responsabilidad de elegir. Una élite intelectual. Ya lo dice Keen: “El criterio de los académicos, críticos o periodistas queda relegado”. Pero nos está engañando. Lo que está diciendo realmente es “el criterio de una élite queda relegado”. El control de la calidad, el control de lo que merece la pena ser leído, ya no está en el origen (los editores), sino en el destino (la audiencia). Ahora cada cual tiene la capacidad de elegir sus fuentes de información.

 

El atractivo del “hágaselo usted mismo”.
La tendencia hacia la fabricación personal es imparable, ya que conjuga bastantes de las cosas que están pasando: tecnología, bajos costes, ocio, creatividad, tiempo. Ikea es un ejemplo físico de este nuevo paradigma en el que uno mismo acepta formar parte del proceso. En Renacer’07 mostramos las nuevas impresoras en 3D con las que un niño crea su propia mascota. La gente de Lego han demostrado con su First Lego League que los niños pueden programar robots. Chris Anderson relexiona sobre el nuevo paradigma del software: en lugar de una baja cantidad de programas informáticos para millones de usuarios, millones de programas informáticos cada uno de ellos para unos pocos usuarios. Soluciones no sólo muy personalizadas, sino también muy personales. Y las herramientas 2.0 van en esta dirección: los blogs (que el propio Keen usa) demuestran que cada cual puede desarrollar su presencia en la red; los agregadores de feeds (Google Reader, Bloglines, Netvibes…) permiten que cada cual pueda gestionar sus fuentes de información; y lo 2.0 se basa en una actitud y una batería de herramientas que permiten que cada cual tome el control y si es preciso la producción de aquello que le interesa.

 

En general Andrew Keen acusa a todo lo 2.0 de ser algo banal, ligero y carente de profundidad. Y creo que tiene razón, como también la tendría si dirigiera el comentario hacia cualquier otro canal de contenidos. Pero por escaso que sea el porcentaje de calidad, el total es altísimo ya que se desarrolla en un contexto con millones de actores. Aunque quizá no sea tan malo que la 2.0 sea algo simple y carente de profundidad: el siempre lúcido Antoni Gutiérrez-Rubí analiza en un interesante post la trayectoria del recién dimitido Karl Rove, principal asesor de George Bush desde hace 34 años. Gutiérrez-Rubí destaca que Rove ha logrado la victoria en todas las elecciones a las que se ha presentado George Bush Jr. evitando las ideas complejas y lanzando mensajes muy simples al electorado. Seguro que Andrew Keen, como buen americano que es, sabrá apreciar la ligereza de la 2.0.

El internet de los ingenieros

agosto 8th, 2007 by genisroca

Leo en Dirson que Eric Schmidt, director general de Google, ha participado en unas jornadas en Corea en las que respondiendo a un asistente ha intentado definir cómo será la Web 3.0. Según Schmidt será un conjunto de aplicaciones relativamente pequeñas, muy rápidas y personalizables; que podrán trabajar todas juntas, se podrán ejecutar desde cualquier dispositivo, y se podrán distribuir de manera viral; y todo ello gestionando datos almacenados en la red.

Cada vez me interesa menos esta web de los ingenieros. Esta aproximación al tema a partir de las características del código y de sus funcionalidades. Es como si todo fuera consecuencia directa de una característica técnica.

En mi opinión Internet es un fenómeno que no puede explicarse sólo a partir de la tecnología. Tiene mucho que ver con una economía cada vez más basada en intangibles, con un contexto político que acepta la circulación de personas e ideas, con una población con mayores niveles de formación, con una sociedad organizada en ciudades, con una cultura del individuo…

Pensar que la Web 3.0, o lo que sea que esté por venir, es algo que se puede definir simplemente enumerando las caracerísticas que tendrá la arquitectura del software del momento es algo que me sorprende. No tengo ninguna duda de que lo más relevante para el futuro va a ser cómo se organiza el conocimiento en red y cómo ello va a incidir en los modelos productivos (tanto si es arte como si es economía). Y creo que lo más relevante está antes en el territorio de las actitudes y los deseos, que en el terreno de los compiladores y la ingeniería. Antes en las neuronas que en los bits. El sucesor de Schmidt será un filósofo o un artista (habría que evitar que fuera un sociólogo). Y sino, tiempo al tiempo.

Haremos nuevos softwares en el futuro, pero lo que marca la diferencia es para qué los queremos en lugar de cómo los haremos.

Imagen de previsualización de YouTube