Tag Archive for 'historia'

El valor de saber contar una historia

septiembre 22nd, 2007 by genisroca

CommonCraftEn abril de este año la gente de CommonCraft sorprendieron a casi todo el mundo con un video que ayudaba a entender de manera sencilla qué es el RSS, un concepto clave pero no siempre fácil de explicar. La técnica que utilizaron era muy simple pero a la vez muy potente: una voz en off, una cámara fija enfocando una pizarra, y unas manos con un rotulador y recortes de papel. Una vez más, lo relevante era tener las ideas claras, y no el presupuesto. La fórmula ha cuajado, y sus autores han seguido explotándola lanzando casi cada mes una nueva producción en la que explican un nuevo concepto: los wikis (en mayo), el social networking (en junio), y este agosto el último: el social boomarking.

El lema de CommonCraft es “Our product is explanation”, y aquí es donde quería llegar: actualmente hay auténtica sobredosis no sólo de información, sino también de fuentes de información. Mucha gente publicando, muchas fuentes de información, muchos mensajes, mucha redundancia… hace poco ya me hice eco de la reflexión de Kedume sobre sus problemas para gestionar con eficacia tanta infoxicación blogosférica, y en general lo 2.0 tiene una de sus aristas en cómo detectar la calidad (si es que la hay) en medio de tanto ruido. Reputación, confianza, credibilidad, recomendación, fakes… un montón de términos que dan vueltas sobre lo mismo y que están muy presentes en toda “la conversación”.

La cosa se está quedando en círculos de amigos que se leen, se comentan y se divierten, y ser relevante es una tarea cada vez más imposible (si es que alguien lo pretende). En todo caso, la meritocracia actual se construye a mi entender en base a 3 habilidades:

Crear contenido original (de calidad). Lo cual es muy difícil y muy pocos lo logran. La mayoría, como yo, nos limitamos a citar lo que hemos visto en otra parte.

Saber editar. En medio de tanta información, saber seleccionar, filtrar y localizar qué es lo relevante, y ayudar al resto a discernir dónde deben fijar su atención. Dificilísimo. No basta con leer mucho y ser listo, además hay que tener un don. Aquí mi referencia desde hace tiempo es Alfons Cornella.

– Saber contar una historia. Y no me refiero a saber redactar. Me refiero a dar razones y no sólo datos, a explorar formatos. Y aquí creo que la presencialidad y los buenos oradores van a cobrar mucho peso (si es que alguna vez lo perdieron), y si insistimos en quererlo digital habrá que estar atentos al video.

Ya hay 100 millones de blogs, pero pocos que sepan contarnos una historia, y aún menos que al hablar lo hagan aportando criterio. Hay muchos datos, muchos textos, muchas opiniones… y me alegro de ello, pero yo quiero que me cuenten una historia. Mi respeto pues a la gente de CommonCraft: son ambiciosos y quieren ser buenos explicando las cosas.

Quién ha puesto los nombres

septiembre 14th, 2007 by genisroca
  • En 1962 el ingeniero francés Philippe Dreyfuss acuñó el término “informática”, acrónimo de “información” y “automática”.
  • En 1984 William Gibson inventó el término “ciberespacio” en su novela Neuromancer.
  • En 1992 Jean Armour Polly inventó el término “navegar por Internet” (“surfing the Internet”).
  • En 2004 Tim O’Reilly acuñó el poco afortunado término “Web 2.0”.
Etiquetas: , ,

Criterio

abril 25th, 2007 by genisroca

“… la tarea primordial del historiador no es recoger datos sino valorar: porque si no valora, ¿cómo puede saber lo que merece ser recogido?”


E.H. Carr

¿Qué es la historia?
(1983) Barcelona: Ariel, pág.28

Etiquetas: , ,

Evolución

noviembre 27th, 2006 by genisroca

“Moisés expulsa a los dioses de entre los humanos que habitan la Tierra.
Copérnico expulsa a la Tierra del centro del universo.
Galileo y Newton expulsan al observador del centro de la mecánica.
Darwin expulsa al ser humano del centro de la evolución.
El Renacimiento expulsa a la divinidad del centro del conocimiento.
La Revolución francesa expulsa a la aristocracia del centro de la sociedad.
Marx expulsa a la burguesía del centro de la sociedad.
Freud expulsa al consciente del centro de la conciencia.
Einstein expulsa al observador del centro de la física.”

Jorge Wagensberg

A más cómo, menos por qué. 747 reflexiones con la intención de comprender lo fundamental, lo natural y lo cultural.
(2006) Barcelona: Tusquets Editores (Metatemas, 92), pág. 205-213

Etiquetas: ,

De donde venimos

noviembre 23rd, 2006 by genisroca

”Para que estés ahora aquí tuvieron que agruparse de algún modo, de una forma compleja y extrañamente servicial, trillones de átomos errantes. Es una disposición tan especializada y tan particular que nunca se ha intentado antes y que sólo existirá esta vez. Durante los próximos muchos años –tenemos esta esperanza-, estas pequeñas partículas participarán sin queja en todos los miles de millones de habilidosas tareas cooperativas necesarias ara mantenerte intacto y permitir que experimentes ese estado tan agradable, pero tan a menudo infravalorado, que se llama existencia.

Por qué se tomaron esta molestia los átomos es todo un enigma. Ser tú no es una experiencia gratificante a nivel atómico. Pese a toda su devota atención, tus átomos no se preocupan en realidad por ti, de hecho ni siquiera saben que estás ahí. Ni siquiera saben que ellos están ahí. Son, después de todo, partículas ciegas, que además no están vivas. (Resulta un tanto fascinante pensar que si tú mismo te fueses deshaciendo con unas pinzas, átomo a átomo, lo que producirías sería un montón de fino polvo atómico, nada del cual habría estado nunca vivo pero todo él habría sido en otro tiempo tú). Sin embargo, por la razón que sea, durante el período de tu existencia, tus átomos responderán a tu único impulso riguroso: que tú sigas siendo tú.

La mala noticia es que los átomos son inconstantes y su tiempo de devota dedicación es fugaz, muy fugaz. Incluso una vida humana larga sólo suma unas 650.000 horas y, cuando se avista ese modesto límite, o en algún otro punto próximo, por razones desconocidas, tus átomos te dan por terminado. Entonces se dispersan silenciosamente y se van a ser otras cosas. Y se acabó todo para ti.

De todos modos, debes alegrarte de que suceda. Hablando en términos generales, no es así en el universo, por lo que sabemos. se trata de algo decidídamente raro porque, los átomos que tan generosa y amablemente se agrupan para formar cosas vivas en la Tierra, son exactamente los mismos átomos que se niegan a hacerlo en otras partes. Pese a lo que pueda pasar en otras esferas, en el mundo de la química la vida es fantásticamente prosaica: carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno, un poco de calcio, una pizca de azufre, un leve espolvoreo de otros elementos muy corrientes (nada que no pudieses encontrar en cualquier farmacia normal), y eso es todo lo que hace falta. Lo único especial de los átomos que te componen es que te componen.”


Bill Bryson

Una breve historia de casi todo.
(2003) Barcelona: RBA, pág. 11-12