La batalla de Internet

mayo 26th, 2013 by genisroca

Captura de pantalla 2013-05-26 a la(s) 19.16.49Hoy La Vanguardia ha publicado un artículo mío en su suplemento económico “Dinero”. Dado que no se halla disponible para su consulta en línea lo reproduzco a continuación:

La batalla de Internet

Internet es un ecosistema que todavía se halla en plena construcción y en el cual se está librando una verdadera batalla industrial para definir cuáles van a ser los protagonistas de los productos y servicios más comunes tanto para empresas como para ciudadanos.

Hay un primer grupo de protagonistas que centran su lucha en proponer nuevos servicios que podrían no sólo liderar una categoría, sino incluso reinventarla. Es el caso de WhatsApp que ha modificado nuestra manera de tener conversaciones en tiempo real; o Spotify que ha hecho evidente que en un mercado como el de la música se puede pagar por usar, en lugar de pagar por poseer; o Linkedin que quiere solucionar cómo gestionar tu red de contactos profesionales… La clave de estas propuestas radica en resolver un problema concreto de manera eficaz, y en conseguir rápidamente la masa crítica suficiente para convertirse en un jugador relevante para el mercado. Por contra, al ser los primeros en proponer otra manera de hacer las cosas suelen tropezar con problemas legales, como AirBnB que acaba de ser declarada ilegal en New York pese a que su propuesta de organizar una red de particulares que ofrece su domicilio a terceros es imparable. Por no hablar de los problemas financieros para conseguir el capital necesario para crecer de manera rápida. No es fácil.

Y hay un segundo grupo de protagonistas cuya lucha se centra en ser la plataforma que mejor integra los servicios básicos que podemos esperar de la red. Y aquí es donde encontramos a los grandes jugadores de Internet: Google, Facebook, Apple, Amazon, Yahoo!… Todos ellos quieren ser para Internet lo que Microsoft Office fue para los ordenadores personales: el paquete integrado que resuelve la mayoría de tus necesidades. Aquí el quid de la cuestión radica en su capacidad de integrar distintas soluciones parciales, de ser ubicuos y accesibles desde cualquier lugar, de personalizar sus propuestas gracias a lo mucho que pueden llegar a saber de ti… Tampoco es fácil. Parecería que Facebook se orienta a integrar soluciones para tus necesidades personales, mientras que Microsoft pone el foco en los usos corporativos y de empresa. Apple parece centrarse en servicios basados en una más que óptima integración con el dispositivo y por ello apuesta por un hardware cerrado y propietario. Google va a todo y compite con todos ellos.

El primer grupo es territorio de emprendedores y startups. Ideas que nacen y luchan por crecer y consolidarse. Pero según nuestro análisis su supervivencia depende de que sean comprados para integrarse en alguien del segundo grupo. El precio y la fuerza en esa negociación dependerá de si se trata de un servicio realmente útil, de si dispone de un número significativo de usuarios, de si es monetizable con los esquemas de negocio que ya tiene el comprador, y de si su tecnología es realmente integrable. Si eso no sucede, su destino podría ser convertirse en una solución de nicho muy especializada para un segmento muy concreto de la población, pero seguramente quedará descabalgada de la batalla para ser un servicio universal..

En este contexto, ante la oportunidad de ofrecer un nuevo servicio los grandes siempre se mueven en la tesitura de si acometer un desarrollo propio o por el contrario comprar una de esas soluciones ya existentes que les permitan reducir el tiempo de puesta en marcha, y sobre todo la curva de aprendizaje de qué supone ese nuevo servicio. Hasta hace poco Google no disponía de una solución de disco virtual para que los usuarios almacenasen sus ficheros, y hace aproximadamente un año lanzó Google Drive. Mala noticia para Dropbox, que ofrecía este servicio y vio cómo Google optaba por un desarrollo propio en lugar de comprarlos e integrarlos. Pero a veces hay sorpresas: Google lanzó su propia plataforma de video, Google Video, pero al final desistió y acabó comprando YouTube. De la misma manera que recientemente Microsoft ha comprado Skype y ha cerrado el mítico Messenger.

Yahoo! ha comprado Tumblr y con ello se dota de un servicio de microblogging del que hasta ahora no disponía, con una masa crítica de usuarios muy relevante, con un alto potencial comercial ya que hasta la fecha tenía una tenue explotación publicitaria, y con una tecnología bastante robusta. La nueva CEO de Yahoo!, Marissa Meyer, mueve ficha para resucitar a la compañía y volver a posicionarla en la batalla industrial para decidir cuál es el paquete integrado que va a ser de uso mayoritario en Internet. Está por ver si es demasiado tarde. En la anterior batalla, la de la microinformática, grandes protagonistas como WordPerfect, Lotus o dBaseIII+ acabaron sucumbiendo, y en ésta también veremos caer gigantes que hoy nos parecen todopoderosos. Esto sólo acaba de empezar, y cómo decían en la película ‘Los inmortales’: “sólo puede quedar uno”.


1 Response to “La batalla de Internet”

Feed for this Entry Trackback Address
  1. 1

    viviendas

    Enhorabuena artículo. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *