No importa el tamaño, sino el cariño

noviembre 1st, 2009 by genisroca

estadisticaHoy es 1 de noviembre y hace 29 días era 3 de octubre, día en que cumplí 43 años. En esta frase hay cifras, incluso datos, pero no todo es información. Como en las redes sociales, donde también hay muchas cifras que apenas aportan información.

Hay gente que confunde la métrica con las cifras, lo que a menudo lleva a algunos a sacar conclusiones basadas sólo en indicadores numéricos, pero sin apenas sentido común. Como aquellos que consideran un objetivo tener muchos amigos en Facebook: ¡cuántas campañas se han vendido prometiendo al incauto comprador que conseguirá un volumen determinado en Facebook!… ¿Y luego qué?. Como esos anuncios que prometen alargar el miembro viril unos centímetros. ¿Y luego qué?. Ya hace tiempo que nos explicaron que lo realmente importante es saber usar lo que tienes.

Internet está plagado de propuestas que iniciaron su estrategia en busca del volumen, y traspasaron esa idea a sus usuarios que se lanzaron a una tonta dinámica de coleccionar amigos, followers y fans. Así, sin más, por ver quien la tenía más grande (la cifra). Pero el volumen se ha demostrado no sólo incómodo de gestionar (¿cuántas horas al día deberían invertir algunos políticos si quieren cumplir la promesa de proximidad que han lanzado en las redes sociales?), sino que además ha evidenciado que lo realmente importante es segmentar: necesito diferenciar amigos de familia, clientes de proveedores, conocidos de saludados.

Algunas redes sociales han iniciado ya ese movimiento corrector, de promover el volumen a promover la segmentación: Facebook te propone que ordenes tus contactos, Twitter te ofrece hacer listas… pero temo que hayan llegado tarde. Ahora mismo tengo tal follón en Facebook que me horroriza pensar el tiempo que tardaré en ordenarlo. Mejor lo dejo como está y resuelvo los objetivos segmentables en otro sitio.

Y para acabar de complicarlo todo, resulta que para cada servicio hay varias opciones luchando por el liderato. Así que alguien interesado en el networking profesional no se limita a darse de alta en Linkedin, sino que por si acaso también se da de alta en Xing, y en Plaxo, y en Qapacity, y en otras más segmentadas como BytePR o Inusual. Estamos como hace 10 años, que nadie sabía cuál sería el procesador de textos mayoritario y tuvimos que aprender Locoscript, DisplayWriter, WordStar, WordPerfect, Ventura Publisher… pero al final sólo quedó Word. Tantas horas aprendiendo WordPerfect para nada.

La situación actual es caótica. Múltiples propuestas en la red, todas con su métrica. Estos son algunos de mis datos: en redes generalistas tengo 1.011 amigos en Facebook, 45 en Hi5, 24 en Orkut y 15 en MicrosoftLive. En redes profesionales  696 contactos en Linkedin, 121 en Plaxo, 65 en Xing, 43 en Qapacity, 9 en Naymz y 8 en Viadeo. En redes más segmentadas 21 amigos en BytePR, 20 en Inusual, 20 en Goodreads, 14 en Nuestracausa y un sinfín de grupos específicos en Linkedin, Xing, Ning… En cuanto a compartir contenidos, 140 followers y 116 following en Slideshare, 126 fans y un network de 49 en delicious, 63 followers y 52 following en Twitxr, 29 fans y 27 friends en Plurk, 16 followers y 8 following en YouAre, 50 travellers en Dopplr y 12 en Tripit, 28 contactos en Flickr… Y me dejo Meneame, ooVoo, Skype, YouTube, Vimeo y quien sabe cuantas cosas más. Ah, sí, me dejaba Twitter: sigo a 928 y me siguen 1724.

Con esto no vamos a ninguna parte. La verdadera brecha digital acabará siendo entre los que están dispuestos a perder el tiempo en estas cosas y los que no. Y eso es algo que no nos podemos permitir: el cambio real que supone la red no puede quedar camuflado tras una tonta pugna numérica por ver quién la tiene más grande (la cifra). Centrémonos más en generar valor, y en cómo medir ese valor para hacerlo tangible y gestionable. Y dejémonos de medir amigos, excepto cuando se trate del número de cervezas que nos podemos tomar juntos.

Por cierto, el día de mi cumpleaños recibí 93 felicitaciones por Facebook, 11 por mail, 5 por Twitter, 5 por SMS y 3 por teléfono. Y eso que era sábado. Ah!, y 3 por correo postal aunque todas ellas eran de tipo comercial. Pero nada como los abrazos que me dieron en casa.


27 Responses to “No importa el tamaño, sino el cariño”

Feed for this Entry Trackback Address
  1. 1

    Kedume

    Soy de la opinión que todo este follon de cifras se arreglará con una mejor gestión mediante interfaces nuevas (tecnología). Pero si, mientras tanto a aportar valor, por si tarda mucho la solución…

  2. 2

    Idoia LLano

    Sin embargo, yo pienso que esta primera ambición por la acumulación es producto de la condición humana sin mucha racionalidad de por medio. Volvemos a la pregunta de siempre ¿ para qué?. Como comenta Castells tenemos un superdesarrollo tecnológico y un infradesarrollo social?. Estas mediciones son tan tribales que dan un poco de miedo¡

  3. 3

    Anna

    Hace ya tiempo que pienso que esto de lo 2.0 no es tan diferente del resto. Y como tal, es deseable valer por quien eres y no por lo que tienes.

    Y yo también prefiero los abrazos cálidos y cercanos. Aunque algún dia no muy lejano, alguien vea en ellos una oportunidad de negocio en la red. ;-)

  4. 4

    MarcG

    Genís,

    Como ya sabes, llevo tiempo en el mundo de las métricas…

    Siempre he dejado claro que las cifras por si solas no sirven de nada, no proporcionan información.

    Tienen que venir con su contexto.

    Pero es que, además, también es necesario que dichas cifras sirvan para algo… en caso contrario ¿para qué las generamos?

    Las métricas, los datos, los números estan para ayudarnos a conseguir nuestros objetivos, nunca tienen que ser el objetivo.

    Por cierto, este 27/10 fue mi cumpleaños: recibí un montón de felicitaciones por Twitter, un poco menos por Facebook (cada vez lo utilizo menos) y por e-mail (a parte de las felicitaciones presenciales).

    Pero nada mejor como que te despierten tus hijas con un beso ;-)

  5. 5

    Marc Cortés

    Dedicamos muchas horas para aprender a usar los procesadores de texto porque no sabiamos cual de ellos sería el que finalmente se usaría… ¿y si aprendo uno que luego resulta que luego acaba por no usarse? Lo cierto es que las distintas redes sociales estan todavía inmersas en la fase de la captació: cuanta más gente mejor, para pasar luego a la fase de la rentabilización. Ante este camino estoy con Kedume, la solución no creo que sea la convergencia en una única red sino más bien el poder disponer de soluciones que permitan no tener que poder ir dando de alta nuestros datos cada vez en un ared y que, además, nos permita compartir los “amigos” de cada una de ellas.

  6. 6

    a.

    Excepte si el que busques és la mida. L’important és tenir els objectius clars i uns bons indicadors per avaluar-los. De vegades l’objectiu és la mida. Millor dit, moltes vegades és la mida. Les abraçades a casa estan bé, però són el que són: abraçades a casa. Si l’objectiu de l’organització és la notorietat o el suport a una causa o que s’autoconfiguri un target per poder-hi treballar més endavant, la mida és important. Molt important.

  7. 7

    Mau Santambrosio

    Supongo que fascinados por los fuegos artificiales de las cifras, muchos caen en la trampa de olvidar que, sin valor, no vamos a ningún lado. Lo mismo pasó con los procesadores de texto, recuerdo que muchos se esforzaron en aprender a usar hasta la última función de cada uno de ellos. Ya podrían haber dedicado el tiempo a escribir cosas interesantes, aunque fuera manuscrito.
    Al final, la tecnología acaba siempre simplificándose, acercándose al usuario y suavizando la curva de aprendizaje. El valor, por el contrario, es siempre igualmente difícil de generar.

  8. 8

    David Soler

    Totalmente de acuerdo.
    Hace unas semanas hablamos de algo similar a raíz de una entrada de Marc en su blog. Mucha gente se apunta a la moda de las redes, como hay tantos entonces se crean nuevas redes y la noria no deja de funcionar.. y al final parece que todo se resume en cifras. Pero yo, sinceramente, ni creo que las cifras altas ni en las bajas…ni las primeras te dan más proyección ni las segundas te aseguran calidad.
    Como ya se ha dicho lo importante es el uso que haces de la red… cualquiera de ella (siempre que tenga actividad, claro).
    Al final de cuentas, igual que los abrazos por la mañana de los tuyos, lo que cuenta son un pequeño porcentaje de amigos virtuales que, aunque no te conozcan en persona, te transmiten muy buen rollo.
    Pero fíjate que los primeros que pierden el “norte” son justamente algunos “gurús y gurusas” de twitter y fb que deberían ser los primeros en evangelizar… sigo a algunos.. de momento.

    Como siempre muy buen post y como yo fui de los que no te felicité lo hago ahora ¡Felicidades!

  9. 9

    Toni Martin-Avila

    Genis.

    Mas que acertada tu reflexion. Aunque mucha gente si les importa el tamaño, su volumen y miden su éxito por ello. Si fueras una “empresa” seria la popularidad, la influencia, la viralidad la que te haria exitoso en la red. Yo tengo la suerte que desde el primer dia puse mi fesibuck con listas e intento hacerlo en todas las redes en la que etsoy. No estoy en todas por estar. Creo es mejor quedarte donde te gusta y nada mas. NO somos empresas y aunque estamos en ellas y tenemos algunas nuestros perfiles en la red deben tener otro espíritu. En las personas hay otros valores como bien apuntas como el de la generosidad, que increiblemente tambein se puede medir en la red. Muchas gracias por ser generoso y compartir este pensamiento tan inteligente.

  10. 10

    Pau A. Monserrat

    Interessant reflexió, Genís.
    Pero yo voy un poco más allá de la utilidad de tener muchos fans, followers, contactos y demás. ¿Y qué importa tener demasiados? lo importante de la 2.0, creo yo, es lo importante de la realidad 1.0: conocer gente y tener experiencias, tomarnos cervezas con familiares, amigos del alma pero también con uno que acabamos de conocer.
    Yo no concibo la red 2.0 sólo como una forma de hacer contactos o negocios; esto se cae por su propio pie; es una forma de socializarse con gente que jamás habríamos podido sin existir la red y de que nuestros pensamientos lleguen a un número inimaginable de gente.
    Eso es para mi la red, conocer gente, conocer sus ideas y hacernos conocer, sin ton no son, si hace falta. Disfrutar, en pocas palabras.

  11. 11

    genisroca

    Toni y a. tienen razón: hay gente que tiene su objetivo precisamente en el tamaño. Es lícito, pero son pocos los casos en los que llego a entenderlo. No me parece razonable que muchos followers sea un indicador de popularidad, como no me lo parecía en su momento que muchas visitas fuera un indicador de buenos contenidos. Y mucho menos creíble me parece el dato de fans como argumento para un modelo de negocio. Donde sí le doy valor es como cura para posibles problemas de autoestima :-)

    Como bien dicen Kedume y Marc, ojalá alguna herramienta integre ese maremagnum de contactos… pero no lo acabo de ver del todo viable. En lugar de diferentes redes integradas en una gracias a una tool (cual anillo fabricado en Mordor), más bien creo que muchas van a acabar cerrando y quedará una clara dominante para cada tipo de uso. Creo que quedarán Linkedin y Facebook, pero no creo que aguanten Xing, Hi5 o Plaxo. Tampoco veo nada claros los Vimeo, Viadeo y similares. Quien sabe…

  12. 12

    Amalio A. Rey

    Genis:
    Cada vez me gustan menos estas metricas tan sosas. Al principio las seguia como parte del egosurfing, pero poco a poco me di cuenta que es mejor ir a mi bola, disfrutar el proceso y buscar calidad.
    He escrito algun post que ha recibido UN solo comentario pero de una persona que valoro un montón y no sabes lo contento que me pongo. Y otros que puedo tener 10-15 comentarios pero es de gente a la que agradezco porque generan conversación, que es lo que busco, pero es posible que no me quede una sensación tan placentera humanamente hablando como en el primer caso.
    Creo que llega un momento en que el “tipo de placer marginal” que genera cada nuevo seguidor, fan, follower, bloggower o como quieras llamarle que se suma a tus estadisticas tiende a cero.
    Estoy por pensar lo mismo de esta vida digital que tenemos entre twitters, facebooks y demas inventos diabolicos ladrones de tiempo en los que participamos. Como la vida analógica, y los amigos de calidad, no hay nada, absolutamente nada.
    Felicidades por el cumple

  13. 13

    @jrosell

    Veig que hi ha més moviment en castellà que en català. Contesto també aquí:
    Quan cal tenir indicadors el més fàcil és mesurar “qui la té més llarga”. És més difícil veure les reaccions que ha tingut una situació i amb quina intensitat ha sigut.

  14. 14

    Blanca Oraa

    Tienes razón, caemos en la tentación.

  15. 15

    Tona Pou

    No sé si era en el blog de Marc Cortés en el que ya se decía algo de diferenciar el ruido de los resultados y objetivos de marcas, si hablamos de marcas (tipo vender más). Si hablamos de individuos y de “identidades digitales” como marcas, el ruido, la difusión de opiniones en estas redes hace que se adquiera relevancia y te posicionas/nan mejor. Hasta ahí, podría ser útil.

    En el caso de individuos, tipo yo… Tengo mogollón de followers en twitter (mucho bot, que intento cargarme), todos los followers “virtuales” menos alguno desvirtualizado, ya que no conocía a nadie cuando la abrí. En Facebook también tengo un montón de amiguitos, pero es diferente porque es de personitas que conozco, con las que he trabajado o ido al cole. Linkedin? ahí estoy, pero no lo uso, está bien para que la gente vea a qué me he dedicado, pero reconozco que lo infrautilizo…

    Peeeeeeeeeero, yo sí me siento acompañada por ese poco porcentaje de personas con las que tengo afinidad. Como dice Anna, internet y el mundo mundial no son tan diferentes, y entre tanto follower (igual que entre tanto conocido) salen unos pocos amigos.

    para mí eso es lo fantástico de las redes.

    Ah! Una herramienta que me permitiera gestionar todos los contactos (hola @kedume!) ayudaría a que los gestionara mejor, pero, pá qué? que soy la anti-usuaria de las redes sociales? Puede…

    Mi objetivo no es venderme, es conocer, compartir y echarme unas risas.

    Aquí, el punto de vista de una persona humana no marketinera ni marketinista, que vé los followers y “amigos” como personitas, no como números, y que, de hecho, podría prescindir de saber cuántos sigo y cuántos me siguen. No molas por la cantidad de gente que te sigue, sino por, como dices, el cariño que recibes de unas poquitas de esas personas.

    Te abrazo GenísRoca, you know…

  16. 16

    Quique

    Genis, completamente de acuerdo. ¿Pero cómo tangibilizarlo? Si desde la publicidad se habla de impactos, ¿impactos de qué? Si me soy una empresa cárnica y me ven 2000 vegetarianos, como si me ven 8000. Pero no se llega a esa herramienta que establezca qué tengo que hacer con esos “amigos” de Facebook, … yo creo que lo óptimo sería transferir la relación virtual a la física, y visitar a esos cliente o proveedores potenciales, sería gestionar esa base de datos con algún sentido. Como tú dices, acumular por acumular, sirve de bien poco.

    En la charla que nos diste, a distancia, a los del curso de Entornos de trabajo 2.0, hablabas de información, tecnología y personas, de las herramientas, de las habilidades y de las actitudes (si mal no recuerdo). Qué herramientas tenemos para convertir (destinamos tanto a captar y tan poco a convencer), qué habilidades necesitamos para seducir al cliente, qué actitudes (ya casi hablaría de valores) necesitamos.

  17. 17

    Fco Gómez

    Buenas :
    Curiosidades y notas al margen, leyendo el post, he visto que cumplimos el mismo dia (yo dos +)!
    Un saludo y felicidades atrasadas !

  18. 18

    Rodolfo Küstermann

    Cuanta verdad junta! Por poner un ejemplo, desde que uso twitter he visto cómo se infla la importancia y necesidad de contar con más followers, de mantener un buen balance entre following y followers, y otros indicadores de lo ‘interesante’ o no que puede resultar un usuario.
    Y cuando esto de conseguir followers empieza a ser moneda común (cada vez es más fácil conseguirlos de a docenas) aparecen las listas, que organizan pero al mismo tiempo pasan a ser un indicador de lo relevante que puede ser una persona para otros usuarios: dime las listas donde apareces y te diré lo relevante que eres… Y volver a empezar! Saludos y felicitaciones por el post.

  19. 19

    cpons

    Primero felicidades por esos 53 añitos y segundo, mil gracias por la reflexión.
    Me llega mucho eso de “Centrémonos más en generar valor, y en cómo medir ese valor para hacerlo tangible y gestionabl”

  20. 20

    Eduard

    Genís: vet aquí el problema de ser “promiscu” en les relacions virals. Com a personatge-entitat-empresarial potser t’hi veus obligat, però el problema et ve llavors de no separar suficientment l’activitat personal de l’empresarial. I ara que? millor posa ordre quan abans millor abans de que sigui massa tard i hagis de fer un “reset” dels teus perfils.

    Salut!

    Eduard

  21. 21

    Luisa M.

    Sencillamente, de acuerdo. Buen comentario y felicidades atrasadas! Los amigos amigos, ya se sabe…contaditos con los dedos. Lo demás contactos y añadidos indeterminados que a veces nos e sabe ni de dónde vienen…pero creo que vamos aprendiendo del error y de la experimentación.

  22. 22

    Genís Carreras

    Bona reflexió Genís, però discerneixo en el comentari que has fet sobre el futur de les xarxes socials.

    És cert que hi hauran uns serveis hegemònics, però crec que cohabitaran molt de temps. La plataforma que unirà totes les xarxes socials serà Google Wave, de moment només obert per a programadors. La Wave permetrà la interconnexió entre xarxes socials, blogs, wikis, correus electrònics…

    Serà qüestió d’esperar com evoluciona tot plegat amb 2-3 anys. El que està clar, per això, és que estem al principi d’un canvi important a la web i a la vida de les persones.

  1. 1

    El semanal de anotaciones (otoño 2009, 6º domingo) – los sueños de la razón

    […] que No importa el tamaño, sino el cariño, como dice Genís sobre esa manía de ver quién la tiene más larga o más grande o más gruesa en […]

  2. 2

    El revuelo de las listas en twitter, la reputación digital y aquello del ego. | El caparazon

    […] para la reputación digital, sin duda, a pesar de que siga siendo cierto, como comenta Genís, que lo importante no son siempre los números. Aumentará seguro, en este sentido, el spam, pero mi opinión al respecto es como siempre […]

  3. 3

    El revuelo de las listas en twitter, la reputación digital y aquello del ego

    […] para la reputación digital, sin duda, a pesar de que siga siendo cierto, como comenta Genís, que lo importante no son siempre los números. Aumentará seguro, en este sentido, el spam, pero mi opinión al respecto es como siempre […]

  4. 4

    Eines bàsiques d’un arquitecte a la web 2.0 « Fonaments Tecnològics de la Societat dela Informació

    […] dia més…i per això mateix es important llegir l’escrit com sempre  clarificador de Genis Roca sobre les xarxes socials i la seva […]

  5. 5

    Comunicación por arrobas

    […] el caso de internet, Genís Roca lo explicaba muy bien en su post “No importa el tamaño, sino el cariño”, dónde aludia a la tendencia general de los proyectos de internet de acumular visitas, coleccionar […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *