Archive for marzo, 2008

Forrester’s Social Technographics

marzo 23rd, 2008 by genisroca

Social TechnographicsHace ya un tiempo que Charlene Li de Forrester Research definió 6 categorías en las que se podía distribuir la población en función de su actitud en la red, en un índice conocido como Forrester’s Social Technographics. La clasificación divide a la población en Creadores (generan contenidos), Críticos (comentan), Colectores (sindican contenidos), Miembros (pertenecen a redes sociales), Espectadores (leen blogs) e Inactivos (nada de lo anterior).

Jeremiah Owyang, otro empleado de Forrester, anuncia que ya son consultables los datos de este indicador, cosa que permite ver qué valores adoptan en cada categoría distintos territorios, distintos segmentos de edad, o incluso los distintos sexos. Combinando estas variables he intentado ver el que podría ser el perfil tipo de los empleados de una empresa de por aquí (es decir, Europa como territorio, entre 35 y 44 años de edad, y sin importar el sexo). El resultado es una suma de porcentajes que no entiendo, porque da bastante más que 100, pero lo que me interesa es la interpretación cualitativa de los bajos valores (apenas un 8%) de aquellos que crean contenidos o los sindican usando los RSS.

 

Results

Hay que recordar estos datos cuando intentemos impulsar dinámicas de conocimiento compartido en nuestras organizaciones. Apenas un 8% aportará contenidos, y la mayoría quedará totalmente al margen del asunto. Y eso no sólo será normal, sino lógico. Lo contrario es un mito infundado. Fernando Polo reflexionaba en un reciente post sobre los 7 mitos de la Web 2.0, y nos hacía notar que no hay tanta participación, ni lo colectivo es garantía de calidad, y que pocas cosas son originales y más bien domina lo amateur. Y es que el reto de la inteligencia colectiva no depende sólo de disponer de herramientas como los blogs o los wikis. Es bastante más complejo, más difícil y más laborioso. Es cultural, y no tecnológico, y requerirá invertir más tiempo y paciencia que dinero y recursos.

Consejos prácticos para blogs profesionales y de empresa

marzo 22nd, 2008 by genisroca

Horror VacuiRecientemente Alberto Ortiz de Zárate, Alorza, ha publicado su Manual de uso del blog en la empresa, indispensable para aquellos que aún se preguntan qué papel puede jugar un blog en su desarrollo profesional. Gracias a esfuerzos como el de Alberto, cada vez son más las empresas, organizaciones e instituciones que exploran el uso de los blogs para comunicarse y relacionarse, ya sea con el exterior (sus clientes, su mercado, su entorno) o con el interior (sus empleados, sus colaboradores, sus accionistas).

Se ha escrito mucho sobre algunas de las posibles claves para el éxito de un blog, y la mayoría de los consejos inciden en la conveniencia de escribir de manera regular, atender a los comentarios, enlazar a terceros, o escribir por convicción y no por interés… pero todo ello no resuelve la que acostumbra a ser la duda inicial: ¿qué estilo editorial adoptar?, ¿con qué tono escribir?, ¿cómo evitar el horror vacui ante la hoja en blanco?.

Estas líneas pretenden aportar algunas posibles tácticas –que no estrategias– para esos blogs corporativos, aunque también puede que sean aplicables a aquellos profesionales que quieren impulsar un blog a título personal.

Una vez definido el motivo que impulsa el blog, su línea temática, puede resultar útil imaginar los posibles contenidos intentando adaptarlos a uno de estos seis formatos:

Herramientas y recursos
Posts dedicados a explicar y comentar herramientas y recursos que pueden ser útiles para los lectores. Al estilo de lo que nos ofrece Genbeta, un blog indispensable para descubrir nuevos programas informáticos y nuevas funcionalidades.

Lecturas y conceptos
Reflexiones derivadas de una lectura, una conferencia, un congreso o cualquier otro formato de transferencia de conocimiento. El autor puede hacer la crónica o el resúmen, y enriquecerlo con sus opiniones y reflexiones, como hizo Lola Mola este enero cuando la Catosfera en Granollers, o Enrique Dans al leer el último y genial artículo de Chris Anderson .

Experiencias y buenas prácticas
Comentario de una situación vivida, de un caso real, o de una buena práctica conocida. Es un recurso muy útil, por cuanto permite desarrollar una idea o un concepto a partir de la explicación detallada de un caso concreto, algo que acostumbra a hacer a menudo Juan Freire, quien gusta aterrizar a casos concretos sus siempre lúcidas observaciones.

Entrevistas y testimonios
Trascripción de diálogos y entrevistas con personas interesantes por su relevancia y/o experiencia en el tema tratado en el blog. Este es un formato muy agradecido ya que permite acercar testimonios y opiniones de terceros, y muy viable ya que el intercambio de preguntas y respuestas se puede resolver por correo electrónico con el personaje entrevistado, lo cual amplia mucho el abanico de posibilidades. En este formato destaca el impagable blog de Joan Carreras, con interesantísimas entrevistas a responsables de la radio y televisión pública catalana.

Actualidad y novedades
Comentario de noticias, sucesos o novedades recientemente acaecidas. Es el formato que permite reaccionar de manera rápida a las incidencias del día al día, y que permite evitar la sensación de que nuestro blog vive al margen de la realidad. Como lo que hacen los Microsiervos, en concreto Wicho, cada vez que una lanzadera va al espacio.

Ideas y propuestas
Si fuera el caso, y el autor tuviera una idea. Pero como todos sabemos, esto es bastante inusual, y la mayoría de los que escribimos en un blog nos limitamos a comentar y replicar lo que hemos visto, oído o leído en otra parte. Y es que con blogs o sin blogs, tener algo original que decir es un verdadero reto al alcance de muy pocos. Uno de los que intenta explorar nuevas ideas y proponer conceptos y debates que permitan su desarrollo es Ricard Ruiz de Querol.

Un ejemplo impecable de blog destinado a objetivos profesionales y que combina estos seis formatos es el del anteriormente citado Joan Carreras, que en su Janquim explica con valentía y honestidad el día a día de una organización como la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales, así como las ideas y vivencias que considera le pueden ayudar a él y a sus compañeros a mejorar en la gestión corporativa del conocimiento.

Pensar en cuál de estas seis categorías se podrá refugiar lo que escribamos puede servir como fuente de inspiración, y un recurso útil para desbloquear el horror vacui y orientar la creatividad. Un blog que desarrolle estos seis formatos será un blog bastante completo, al menos formalmente. Quedará, como siempre, el reto de aportar valor.

Etiquetas: , , ,

Swotti, un buscador de opiniones

marzo 4th, 2008 by genisroca

SwottiHace ya bastantes semanas que tenía ganas de escribir sobre Swotti, un interesante servicio creado por la española BuzzTrend. Swotti nace con la voluntad de ser un buscador que pese a rastrear toda la red intenta tomar en consideración sólo informaciones que recojan la opinión de los usuarios. Un buscador de opiniones.

Swotti trabaja con principios de la muy comentada pero poco habitual “web semántica”, es decir, con una tecnología capaz de identificar los adjetivos y verbos que definen aquello que estamos buscando, y que por tanto permiten deducir si el comentario es positivo o negativo. Cuando hacemos una búsqueda en Swotti obtenemos no sólo resultados, sino sobre todo una valoración cualitativa. Y eso puede aplicarse a personas, marcas, productos, empresas, ciudades…

Swotii iPhoneEl producto aún está en una fase muy beta y no siempre obtienes el número de resultados que quisieras, pero apunta maneras muy interesantes. Por ejemplo, si buscas “iPhone” parece ser que lo más valorado son aspectos como la velocidad, el diseño, la batería o la cámara, mientras que lo más negativo son el peso, el tamaño o el altavoz. Aunque sus creadores insisten en posicionarse como un buscador de productos, para acompañar decisiones de compra, a mi me gustan estas herramientas para aplicarlas a conceptos, sectores, instituciones, políticos… aunque ciertamente muchas de estas cosas a menudo son sólo productos. Sea como fuere, Swotti está desarrollando sus algoritmos semánticos por familias temáticas, y de momento ha empezado a trabajar en familias como la electrónica de consumo, los videojuegos, la informática, el cine, la literatura, la música, el turismo, la automoción y cosas similares.

Los padres del invento son la gente de BuzzTrend, una empresa española creada en julio de 2007 y que bajo la dirección de David Castro quiere especializarse en buscadores focalizados en los contenidos creados por la gente en esta cosa que hemos decidido denominar Web 2.0. Por lo visto llevan varios años invirtiendo en esta tecnología, desarrollada en Granada. Además de Swotti han creado otro producto llamado Lista WIP, que en base al mismo principio de segmentar la búsqueda para quedarse sólo con las opiniones de la gente, elabora un ranking de famosos en base a su popularidad.

BuzzTrend ha logrado la complicidad de Terra España para Swotti, y de Prisacom para Lista WIP, dos partners sin duda importantes y que permiten apoyar un modelo de negocio basado en el desarrollo de aplicaciones a medida para terceros (Lista WIP es un desarrollo específico para Prisacom, del Grupo Prisa).

Un proyecto a seguir.

Carta abierta al futuro Presidente

marzo 3rd, 2008 by genisroca

 

Ya somos muchos los que compartimos la inquietud por la desconexión existente entre nuestras elites y la actual sociedad red. La mayoría de los organismos públicos y privados relevantes para la definición del medio y largo plazo colectivo están presididos por personas atrapadas en una dinámica cortoplacista cuya gestión se basa en una agenda que no contempla demasiados de los temas que realmente nos preocupan. Fruto de esta inquietud el pasado 7 de enero nos reunimos en Madrid Enrique Dans, Juan Freire, Antoni Gutierrez-Rubí y Genís Roca, y decidimos escribir colectivamente esta carta abierta que hoy compartimos, dirigida a quien quiera que sea el próximo Presidente:

 

Carta abierta al futuro Presidente

Nos dirigimos a ti directamente. Queremos compartir contigo nuestras reflexiones y preocupaciones en un momento decisivo. Ahora, hoy, estamos mucho más cerca del año 2020 que de los grandes hitos de las Olimpiadas de Barcelona, la Expo de Sevilla o la Capitalidad Cultural de Madrid de aquel inolvidable 1992. Pero vemos que en muchas de las dinámicas de gestión y análisis de los asuntos públicos en España, seguimos anclados en modelos obsoletos de dirección y organización.

La inercia y el desconocimiento conforman un enorme factor de resistencia al cambio. Las decisiones que presidentes y consejeros delegados vais a tomar en el corto plazo nos pueden enviar al furgón de cola de la economía del conocimiento si no toman en consideración la profundidad de la revolución que significa la sociedad en red. La realidad reducida es sólo lo que se ve o se conoce, pero hay una realidad aumentada fruto de la conexión de los ciudadanos y ya no se puede gobernar ignorando el caudal de energía y progreso de lo emergente.

Los cambios en los que estamos inmersos son tan acelerados, e impregnan de tal manera nuestra vida, que convierten rápidamente en caducos lo que se pretende que sean planes de futuro. Hace 10 años no existía Google, hace 8 no había blogs, hace 7 no se enviaban sms, hace 4 no existían YouTube ni Facebook, y hace uno no sabíamos lo que era Twitter. ¿Te das cuenta? Si alguien cree que la sociedad de la información cabe en un Ministerio, o que tiene que ver sólo con las infraestructuras de telecomunicaciones, es que no ha comprendido todavía la naturaleza de los cambios.

No se trata de cuántos tenemos un ordenador, ni de si eres tú o alguien de tu equipo quien contesta los correos electrónicos. Se trata de cambios en los modelos jerárquicos, relacionales, organizativos y sociales. Es una revolución sin precedentes, esta vez digital, que está sucediendo aquí y ahora. Han cambiado los mecanismos de creación de conocimiento y de generación de riqueza y valor, y la red los está distribuyendo de manera universal. En tres años vamos a multiplicar por dos la información disponible en el mundo, y a ponerla además al alcance de todos.

Queremos hablar contigo, Presidente, porque la prospectiva que se hace -creemos- es errónea: el mundo ha cambiado, pero todavía no lo han hecho los modelos de gestión. Y hay cambios de fondo, cargas de profundidad que reinventan los conceptos de identidad, comunidad, organización, frontera, propiedad o participación. Los territorios ya son redes, y los ciudadanos nodos que se socializan en la red, y con sus conversaciones digitales han convertido los mercados en algo transparente y global. Hay un nuevo modelo social en ciernes, ya visible en la red, que nos va a impactar de manera real.

Cambia la manera de dirigir, cambia la manera de influir, cambia la manera de liderar. Es necesario aprender, Presidente. Y para ello, es necesario escuchar. Ya no sirve la política que cree que los problemas se resuelven por el mero hecho de asignarles un presupuesto. Innovación, creatividad, emprendeduría… son ejes que se resuelven mejor con una actitud que únicamente con un cheque, una rebaja o una imprescindible infraestructura.

La situación en España es que las instituciones públicas y las organizaciones privadas relevantes para la definición del medio y largo plazo de la comunidad están casi completamente al margen de la sociedad red, y no tienen en su agenda los temas verdaderamente relevantes para diseñar nuestro futuro. Y lo que es peor, sus dirigentes confunden su responsabilidad con la simple subcontratación de servicios.

No queremos hablar de tecnología o de Internet, queremos hablar de los nuevos liderazgos y talentos de la sociedad en red. Nos preocupa el modelo de gestión con el que vas a decidir nuestro futuro: de cómo te informas, cómo escuchas, cómo aprendes. Manejar estadísticas o participar en un debate, aunque sea en la red no es suficiente para tomar decisiones acertadas. Tus ciudadanos ven cada vez menos televisión, crean cada vez más contenidos, son cada vez más globales, están cada vez más conectados y se sienten cada vez menos circunscritos a un territorio. Escúchales. En la red, se puede.

Queremos debatir sobre la neutralidad de las infraestructuras más que de su titularidad. Queremos dialogar sobre el concepto que tienes de la propiedad intelectual, más que sobre un determinado canon. Y cuestionar cómo usas el software libre si en él vas a utilizar datos a los que no tendremos acceso.

Queremos discutir sobre las reglas de juego que están definiendo el futuro. De una manera directa y franca.