Archive for noviembre, 2007

Crear, mezclar, compartir

noviembre 6th, 2007 by genisroca

Sin duda estas tres acciones -crear, mezclar y compartir- definen bastante bien el espíritu y la filosofía subyaciente en la Web 2.0. Gente creando, mezclando y compartiendo contenidos. Creando, mezclando y compartiendo ideas, emociones, intuiciones, sabiduría, tontería… todo.

Esta capacidad de crear, mezclar y compartir se basa en lo cultural, pero también en buena parte en lo digital: a la proliferación de una nueva generación de herramientas y recursos, la mayoría en Internet, que permiten que cualquiera pueda crear, mezclar y compartir tanto texto como imagen, audio o video, y todo ello sin barreras de entrada ni técnicas ni económicas.

Y nuestros hijos se están educando en estos nuevos valores y en esta nueva cultura con total normalidad. Y para muestra un botón: los cereales que desayunan mis hijos proponen que ellos mismos creen su propio politono para el teléfono movil. Increible. Con total normalidad plantean a un niño que porqué no se crea su propio politono, cuando aún una inmensa mayoría de los adultos ni tan sólo sabe cómo ni dónde puede obtener uno ya hecho (pese a la lluvia de anuncios en televisión sobre ello). Y no sólo eso, esos mismos cereales les dicen “Crea, mezcla, comparte”.

¿Cómo fluirá la información cuando tengan 20 años?

 

Cereales4

 

 

 

Cereales3

Joanna Rutkowska, hacker a los 14

noviembre 1st, 2007 by genisroca

Joanna RutkowskaSigo con mi tontería de ir viendo nativos digitales para averiguar si hay algo común que los defina, y llego gracias a Mercè Molist hasta Joanna Rutkowska.

A sus 27 años Joanna está considerada una de las mayores expertas del mundo en malware y se la sitúa entre los cinco hackers más relevantes del mundo. Escribió su primer virus informático a los 14 años y actualmente trabaja para combatirlos desde su propia empresa, Invisible Things.

En agosto de 2006 Rutkowska saltó a los medios por haber demostrado durante las sesiones Black Hat Briefings que era capaz de superar las medidas de seguridad del nuevo Windows Vista. Lo logró inventándose Blue Pill, que consiste en algo así como un hardware virtual absolutamente indetectable para la mayoría de los sistemas operativos. Según ella los fabricantes no están preparados para combatir esta tecnología de virtualización, lo que puede suponer el agosto para los crackers y su malware. Joanna insiste en que los sistemas operativos no pueden seguir basándose en bloques monolíticos con miles de líneas de código llenas de resquicios donde ubicar código no deseado, y que el futuro pasa por sistemas operativos basados en micronúcleos, agregaciones de pequeñas funciones básicas y el resto funcionando en procesos aislados.

Quizá sea bueno aclarar que un hacker no es un pirata, eso es un cracker. Los hackers son personas que se dedican a programar de manera apasionada y creen que es un deber compartir la información y elaborar software libre. Pekka Himanen habla de una ética hacker, “una nueva moral que desafía la ética protestante y el espíritu del capitalismo basados en la laboriosidad diligente, la aceptación de la rutina, el valor del dinero y la preocupación por la cuenta de resultados. Ante esta moral, la ética del trabajo para el hacker se funda en el valor de la creatividad, y consiste en combinar la pasión con la libertad. El dinero deja de ser un valor en sí mismo y el beneficio se cifra en metas como el valor social y el libre acceso, la transparencia y la franqueza“.

Creo que los nativos digitales beben directamente de esta fuente, de esta ética hacker que evita la rutina y apuesta por la transparencia y la creatividad, combinando pasión con libertad y negándose a medir el beneficio sólo bajo parámetros económicos. Pero todo esto tiene un cierto tono frívolo, algo adolescente y casi irreal. Queda por demostrar que este modelo puede ser mayoritario y sostenible a los cuarenta, algo que supongo consideran más que dudoso la mayoría de los actuales directivos de las empresas del IBEX 35.