El valor de saber contar una historia

septiembre 22nd, 2007 by genisroca

CommonCraftEn abril de este año la gente de CommonCraft sorprendieron a casi todo el mundo con un video que ayudaba a entender de manera sencilla qué es el RSS, un concepto clave pero no siempre fácil de explicar. La técnica que utilizaron era muy simple pero a la vez muy potente: una voz en off, una cámara fija enfocando una pizarra, y unas manos con un rotulador y recortes de papel. Una vez más, lo relevante era tener las ideas claras, y no el presupuesto. La fórmula ha cuajado, y sus autores han seguido explotándola lanzando casi cada mes una nueva producción en la que explican un nuevo concepto: los wikis (en mayo), el social networking (en junio), y este agosto el último: el social boomarking.

El lema de CommonCraft es “Our product is explanation”, y aquí es donde quería llegar: actualmente hay auténtica sobredosis no sólo de información, sino también de fuentes de información. Mucha gente publicando, muchas fuentes de información, muchos mensajes, mucha redundancia… hace poco ya me hice eco de la reflexión de Kedume sobre sus problemas para gestionar con eficacia tanta infoxicación blogosférica, y en general lo 2.0 tiene una de sus aristas en cómo detectar la calidad (si es que la hay) en medio de tanto ruido. Reputación, confianza, credibilidad, recomendación, fakes… un montón de términos que dan vueltas sobre lo mismo y que están muy presentes en toda “la conversación”.

La cosa se está quedando en círculos de amigos que se leen, se comentan y se divierten, y ser relevante es una tarea cada vez más imposible (si es que alguien lo pretende). En todo caso, la meritocracia actual se construye a mi entender en base a 3 habilidades:

Crear contenido original (de calidad). Lo cual es muy difícil y muy pocos lo logran. La mayoría, como yo, nos limitamos a citar lo que hemos visto en otra parte.

Saber editar. En medio de tanta información, saber seleccionar, filtrar y localizar qué es lo relevante, y ayudar al resto a discernir dónde deben fijar su atención. Dificilísimo. No basta con leer mucho y ser listo, además hay que tener un don. Aquí mi referencia desde hace tiempo es Alfons Cornella.

– Saber contar una historia. Y no me refiero a saber redactar. Me refiero a dar razones y no sólo datos, a explorar formatos. Y aquí creo que la presencialidad y los buenos oradores van a cobrar mucho peso (si es que alguna vez lo perdieron), y si insistimos en quererlo digital habrá que estar atentos al video.

Ya hay 100 millones de blogs, pero pocos que sepan contarnos una historia, y aún menos que al hablar lo hagan aportando criterio. Hay muchos datos, muchos textos, muchas opiniones… y me alegro de ello, pero yo quiero que me cuenten una historia. Mi respeto pues a la gente de CommonCraft: son ambiciosos y quieren ser buenos explicando las cosas.


1 Response to “El valor de saber contar una historia”

Feed for this Entry Trackback Address
  1. 1

    Antoni

    Frgamento de un artículo en el que estoy trabajando y que, creo, viene al pelo de lo que cuentas… de “saber contar una historia”…
    “El asesor político del Partido Demócrata norteamericano, Stanley Greenberg , suele decir una ocurrente frase al referirse a la contienda política entre los líderes y los partidos políticos: “El relato, la narración, es la llave de todo”.

    En consecuencia, el partido que cuente la mejor historia, gana. Y la receta para una historia ganadora es simple: una dosis razonable de realidad, mézclelo en una generosa masa de buen relato, revuelva fuerte, y sírvalo en dosis adecuadas de imagen.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *