Usen (bien) mis datos, por favor

mayo 21st, 2007 by genisroca

Leo a Jacques Bulchand reflexionando sobre “¿y si Google fuera nuestro banco o nuestro supermercado?“. Es muy lúcido lo que dice sobre cómo podrían ser los servicios si las empresas que tienen información se decidieran de una vez por todas a usarla para dar servicio, en lugar de intrigar, tontear o ningunear con ella:

“El supermercado sigue mandándonos catálogos estandarizados, a pesar de que podría saber fácilmente que no tenemos animales domésticos.”

“Las compañías aéreas siguen mandándonos ofertas de vuelos que salen de Madrid aunque vivamos a 2.000 kilómetros de Madrid.”

“Si Google o Amazon fueran la empresa con la que tienes tu tarjeta de crédito, al hacer una compra te advertirían de otros vendedores que venden el mismo producto más barato, para convertirte en mejor comprador. Le dirían a los comerciantes qué productos te pueden interesar realmente en función de tus compras. También ayudarían a los comerciantes a gestionar su stock por código postal. Incluso te podrían avisar cuando en un mes tus gastos en cenas fuera de casa superaran tu presupuesto mensual.”

“Si fueran tu compañía telefónica (…) te crearían una libreta de direcciones en función de todas las llamadas que hayas realizado. Desaparecerían los números de atención telefónica, simplemente buscarías lo que quieres y se encargarían de hacer la llamada.”

Está claro.

Bulchand recoge la idea de Tim O’Reilly y su artículo What Would Google Do? de 9 de mayo de 2007, y todo ello bebe claramente de las fuente del Cluetrain Manifesto, que me tiene alucinado pues ya en 1999 anticipó lo que la gente espera hoy de los mercados.

Hace tiempo que he aceptado que las empresas tienen un montón de datos de mi y de los mios, y ha llegado un punto que apenas me importa. Telefónica sabe a quien llamo, Google conoce el contenido de mis correos, mi banco sabe perfectamente cómo me gano la vida y en qué me gasto el dinero, y mi supermercado sabe perfectamente cada cuándo compro qué y en qué cantidad… y me parece inútil e irreal intentar evitarlo.

Eso sí. Al menos, que lo usen para dar servicio, y no sólo para obtener beneficio.

Abandono la lucha por la privacidad de los datos. Pero quiero un servicio inteligente. El primero que lo ofrezca me ganará como cliente. Cada vez somos más, espero que algún día alguna empresa se dé cuenta.

Etiquetas: ,

0 Responses to “Usen (bien) mis datos, por favor”

Feed for this Entry Trackback Address
  1. No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *